Se esperaba más de una selección belga que en los partidos anteriores había demostrado tener un conjunto como para sorprender a los grandes, pero contra Argentina no fue así y acabó su Mundial de forma digna.

La Albiceleste se presentaba con grandes dudas por su juego, y dependiendo de las individualidades de sus atacantes como Messi o Lavezzi, y fue el que más criticado había sido en este torneo, Higuaín quien daría el pase con su gol en el minuto 8 tras un remate colocado que sorprendió al portero Cortouis.

Los belgas nunca encontraron su sitio y solo alguna genialidad de Mirallas o De Bruyne ponía en atención a la Albiceleste, ya que su estrella Hazard participó muy poco en este encuentro.

Bélgica puso en los últimos 10 minutos en aviso a la portería de Romero, pero Argentina aguantó para finalmente meterse de manera histórica a las Semifinales, donde enfrentará a una poderosa Holanda.