El astro de los Celtics brilló con 46 puntos para superar en el duelo a Giannis Antetokounmpo y cerciorarse de que los Bucks no lograran otra remontada en la NBA.

Boston venció el viernes 108-95 a Milwaukee, para obligar a un séptimo y definitivo encuentro en su serie semifinal de la Conferencia Este.

La tercera victoria seguida para el equipo visitante en la serie dejó lista la escena para el encuentro final, el domingo en Boston.

El ganador se dirigirá a Miami para dar inicio a la final del Este el martes ante el Heat, que fue el mejor equipo de la conferencia en la campaña regular.

“Yo no iba a permitir nada que me causara remordimientos”, dijo Tatum. Estaba dispuesto a hacer lo que fuera necesario”.

Boston mostró garra, al reaccionar dos noches después de que dilapidó una ventaja de 14 puntos en el cuarto periodo para caer por 110-107 como local en el quinto duelo.

Los Bucks trataron de remontar de nuevo, tras verse en esa misma desventaja en el último periodo.

Esta vez, Tatum mantuvo a Boston arriba y salvó la temporada. Anotó 16 de los 26 puntos de los Celtics en el cuarto periodo.

“Fue increíble”, dijo Antetokounmpo, quien impresionó también, con 44 puntos, 20 rebotes y seis asistencias.

Sus 20 balones capturados ante el tablero se quedaron a uno de la mayor estadística en su carrera.

“Creo que nadie ha ganado dos partidos seguidos en esta serie”, dijo el entrenador de los Bucks, Mike Bodenholzer.

Lee también: Tribunal ruso prolonga detención de Brittney Griner hasta junio

Los Bucks habían ganado los ocho partidos en los que estaban en posibilidades de definir series durante la gestión de cuatro años de Budenholzer, antes del viernes.

Fue la primera vez que Milwaukee perdió una oportunidad así desde el séptimo encuentro de la serie de primera ronda de los playoffs de 2018, cuando cayó precisamente ante Boston.