El entrenador del equipo de baloncesto de la Universidad de Michigan, Juwan Howard, fue suspendido los últimos cinco partidos de la temporada y multado con 40 mil dólares por golpear a un entrenador asistente de Wisconsin en la cabeza, desatando un altercado después del partido.

La Conferencia del ‘Big Ten’ también suspendió el lunes a tres jugadores por un partido en relación a la pelea luego de la victoria de los Badgers el domingo por 77-63: Moussa Diabate y Terrance Williams II de Michigan, y Jahcobi Neath de Wisconsin.

El entrenador de Wisconsin, Greg Gard, recibió una multa por 10 mil dólares por violar la política de deportividad de la conferencia, pero no fue suspendido. Se espera que Howard esté de vuelta para el torneo de la ‘Big Ten’, que comienza el 9 de marzo en Indianápolis.

“Después de tomarme un tiempo para reflexionar sobre todo lo ocurrido, me doy cuenta de lo inaceptables que fueron tanto mis acciones como mis palabras, y de cómo afectaron a tantas personas”, dijo Howard el lunes en un comunicado publicado por la universidad. “Lo siento de verdad”.

Phill Martelli fungirá como el entrenador interino de Michigan en ausencia de Howard. Los últimos cinco partidos de la temporada regular de Michigan son en casa contra Rutgers el miércoles, Michigan, Iowa y, una visita a Ohio State el 6 de marzo.

Howard, exjugador de la NBA y el actual entrenador del año de The Associated Press, estaba molesto luego de que Gard pidió un tiempo fuera con 15 segundos restantes y su equipo iba ganando por 15 puntos el domingo.

Lee también: Jóvenes toman los reflectores de All-Star de la NBA

La pelea comenzó tras el partido, cuando Gard tomó a Howard por el brazo en un intento de explicarle la razón por la que había pedido el tiempo fuera. Howard le gritó “¡No me toques!” y una grosería y puso su dedo índice derecho en la cara de Gard cuando ambos empezaron a alegar.

Después de que los dos entrenadores fueron separados, Howard giró su mano derecha y golpeó al asistente de Wisconsin, Joe Krabbenhoft en el lado izquierdo de la cabeza con la mano abierta.

“Alguien me tocó y pensé que era muy inadecuado, ya que estábamos verbalizando y comunicándonos el uno con el otro”, dijo Howard el domingo. “Eso es lo que lo intensificó”.

Jugadores de ambas partes se involucraron en el altercado, y un video mostró a Diabate y Neath lanzando golpes.