Sunisa Lee iluminó la noche en la gimnasia con su compañera Simone Biles como espectadora en la grada.

Lee se convirtió en la sexta mujer estadounidense que se proclama campeona olímpica del concurso individual. En una reñida final,

superó a la brasileña Rebeca Andrade, quien también hizo historia al convertirse en la primera atleta de Latinoamérica en conseguir una medalla en el concurso individual.

Los 57.433 puntos de Lee le alcanzaron para aventajar a Andrade, quien dejó escapar el oro cuando se salió del tapiz dos veces durante su ejercicio de piso.

A su vez, la rusa Angelina Melnikova atrapó el bronce, dos días después de liderar al equipo bajo la bandera del Comité Olímpico Ruso al oro en la competencia de equipos.

Lee y las estadounidenses se colgaron la plata en ese evento, en el que Biles se retiró luego de una rotación tras decidir que no estaba preparada mentalmente para competir.

Por su parte, en la piscina Caeleb Dressel se consagró en los 100 metros libres con un tiempo de 47.02 segundos, fijando un récord olímpico y así destronó al australiano Kyle Chalmers, en un vibrante final.

“Estoy empezando a entrar en ritmo. Ya era hora”, dijo Dressel, quien ganó su primer oro de manera individual y quien está llamado a ser el sucesor de Michael Phelps en la natación estadounidense.

¿Quién frena a Novak Djokovic?

El serbio ya se encuentra en la ronda de medallas del tenis. Lo hizo a paso redoblado, despachando 6-2, 6-0 a la carta local Kei Nishikori.

Luego de sus consagraciones en el Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon este año, Djokovic necesita añadir el título de los Juegos de Tokio y el trofeo del Abierto de Estados Unidos para convertirse en el primer hombre que consigue el ‘Slam Dorado’.

La alemana Steffi Graf, en 1988, ha sido la única tenista en ganar las cuatro grandes citas y el oro olímpico en un mismo año.