Las selecciones de Suiza  y Croacia dijeron “presente” en la magna justa futbolística.

Ambos combinados cerraron ayer su clasificación al Mundial de Rusia 2018, luego de empatar en sus respectivos duelos de vuelta, pero mantener la ventaja lograda en primer encuentro.

Suiza mantuvo su portería intacta tras igualar sin goles  en Basilea ante Irlanda de Norte.

En el partido de ida, los rojiblancos habían sacado ventaja como visitantes al vencer por la mínima diferencia, gracias a un penalti convertido por el lateral izquierdo Ricardo Rodríguez.

De esta manera, Suiza acudirá a su cuarto Mundial consecutivo y tratará de avanzar más allá de los octavos de final, instancia en la cual se quedó en la justa de Brasil 2014.

En lo que respecta a los croatas, lograron salir vivos del estadio Georgios Karaiskakis, en Atenas y de esta manera lograr la clasificación, luego de que en el partido de ida en Zagreb vencieron 4-1.

De esta forma, las balcánicos jugarán su quinta Copa Mundial de la historia, tras haber debutado como nación independiente en Francia 1998 y haber acudido a las justas de Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Brasil 2014.

Hoy se disputará el juego de vuelta del repechaje europeo entre Italia y Suecia, en el cual los escandinavos aventajan 1-0 la serie.

Los “azzurri” están obligados a ganar por dos goles de diferencia para avanzar al Mundial.