Un gran bate y un juego sin hit han colocado a México a tan sólo un par de victorias de lo que sería su primera final de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas desde 2008.

Y si el equipo mexicano gana ese encuentro decisivo, conquistaría el título por primera ocasión en 25 años.

Miguel Padilla es el estupendo toletero. Su serenidad en la caja de bateo ha redituado a México dos victorias la Serie Mundial de Pequeñas Ligas, hasta ahora.

Una por 6-1 sobre Puerto Rico y otra de 10-0 con juego sin hit ante un equipo canadiense que antes había sorprendido a Japón.

El número “9” juega principalmente como antesalista y lanzador. Maniató a los boricuas durante cuatro innings y un tercio, en los que toleró una sola carrera y repartió ocho ponches.

Ha conectado además vuelacercas en cada uno de los encuentros de México. Miguel y David Zárate batearon cuadrangulares seguidos en el primer inning ante Puerto Rico.

Lee también: El mexicano Javier Assad luce en debut; Cubs corta racha a Cardinals

“Como el manager dice, tenemos que seguir trabajando y sentirnos cómodos”, dijo Miguel. “Estoy muy contento por conectar dos jonrones”.

Mañana van por otro triunfo

El equipo mexicano, proveniente de Matamoros, ciudad fronteriza con Texas, juega este miércoles contra Taiwán, un equipo que llegó a ser potencia en la Serie Mundial de Pequeñas Ligas.

Miguel estaría en condiciones de subir al montículo bajo las reglas del certamen sobre el límite de lanzamientos.

El juego está programado para las 12:00 horas de la Ciudad de México y se podrá ver en la plataforma Star+.