Estos casos han sorprendido por el potencial que ha dado el aporte necesario para que sus equipos estén en la disputa por el gallardete

Mientras Christian Benítez y Mariano Pavone acaparan los reflectores como esos jugadores que le abrieron la puerta de la Final a las Águilas y Cruz Azul respectivamente, hay otros elementos que colaboraron también en la enorme hazaña mientras viven su segundo aire.

Casos como los de Rubens Sambueza, Christian Giménez y Pablo Barrera han sorprendido este Clausura 2013 por su nivel de juego y potencial que ha dado el aporte necesario para que sus equipos estén instalados en la disputa por el gallarete.

Rubens Sambueza

En su segunda temporada con las Águilas de Miguel Herrera, este mediocampista argentino ha desempolvado sus ilusiones como futbolista profesional para ponerle buena cara a sus 29 años de edad.

Luego de haber descendido el año pasado con Estudiantes Tecos, que sin pena ni gloria dejaron el Máximo Circuito tras varias temporadas de luchar, Rubens fue rescatado del Flamengo por el propio Miguel Herrera y colocado hoy día entre los titulares indiscutibles de su esquema táctico en América.

El exRiver Plate, que tiene desde hace seis años construyendo una carrera en el futbol mexicano, había vivido sus mejores destellos precisamente con el “Piojo” como técnico en Tecos, pero ahora con los de Coapa se ha vuelto a cotizar.

Christian Giménez

Llegó a México en el año 2004 con los Tiburones Rojos del Veracruz, pasó desapercibido por el América en 2005 y tuvo sus años gloriosos con Pachuca hasta 2009, por lo que sin duda “Chaco” Giménez es un viejo lobo de mar.

Este conocido argentino se ha vuelvo a posicionar entre los extranjeros con más determinación en el futbol mexicano, tomando un segundo aire en donde ha disputado finales que al menos no ha perdido por falta de carácter.

Mariano Pavone

Llegó de 30 años al Cruz Azul, entre juicios y presión, pero por sobre todas las cosas Mariano Pavone ha despejado dudas sobre tu potencial al ataque para ser uno de los nuevos jugadores favoritos de La Máquina de Guillermo Vázquez.

Cuestionado sobre todo por el descenso histórico de River Plate, el “Tanque” levantó la cara y siguió adelante por el Lanús de Argentina y el Betis de España, para finalmente llevar gol tras gol a los cementeros a una final que podría poner fin a 15 años de sequía sin título.

Pablo Barrera

Casi “deportado” por vivir una rara experiencia en el futbol español, en donde poco pudo mostrarse sin llegar a la consolidación, Pablo Barrera volvió a México por vía del Cruz Azul para ganar de nuevo un sitio como elemento titular, dispuesto a pelear títulos y con la oportunidad de regresar a Selección Nacional.

Una lesión lo marginó de las canchas por casi medio año, pero ahora Barrera ha recuperado su nivel de juego, por lo que está de regreso en su mejor momento como profesional.