La Liga del Balompié Mexicano (LBM) se sigue derrumbando. Entre los problemas de haber arrancado en plena pandemia y que varios equipos no tuvieron la solvencia económica, el proyecto que se presentó como una nueva alternativa para el profesionalismo de este deporte, ha quedado en un intento a punto de ser fallido.

Originalmente, la liga iniciaría con 22 equipos; sin embargo, en la fecha inaugural fueron 18 y poco a poco han sido desafiliados varios hasta quedar en 10, con los que supuestamente se llegará al final de la primera campaña.

Esta semana, los Acaxees de Durango, San José FC, Club Veracruzano de Futbol y Los Cabos, fueron desafiliados por los constantes problemas económicos que enfrentaron.

Esta situación ha generado malestar en futbolistas que confiaron en un proyecto que prometía no pasar por las mismas circunstancias que en la Liga MX. Uno de ellos fue Cristian Quiñones.

“Me siento avergonzado de haber participado en un proyecto como este que nunca tuvo ni pies ni cabeza, refiriéndome a @SomosBalompie y a las personas que encabezaron en un inicio Acaxees. Lo que es una realidad es que jugaron con las familias, con los sueños, con el dinero y con el tiempo de todos nosotros.

Carlos Salcido, ojalá des la cara por todos nosotros, ya que tú pasaste por una situación igual en Veracruz y alzaste la voz. Aquí no ha pasado nada, duramos más de 3 meses sin recibir un solo peso y por obvias razones incumplieron nuestros contratos. Compañeros renunciaron a sus empleos, pusimos de nuestra bolsa, nos arriesgamos a una pandemia, ya que nunca nos hicieron una prueba de COVID-19 en forma”, escribió Quiñones en redes sociales.

Asimismo, de acuerdo con el periodista Elías Quijada, habría un adeudo importante de la liga con los árbitros, quienes estarían contemplado la posibilidad de no presentarse a la primera jornada que habrá con 10 equipos.

Algunos jugadores lograron encontrar acomodo en otros clubes, como Omar Rosas, quien era el líder de goleo con San José FC, equipo que iba a ser llevado a Zacatepec, pero terminó siendo desafiliado. El delantero ahora defiende la camiseta de Halcones Zapopan.

Reporte Índigo solicitó una entrevista con Carlos Salcido desde el día que se dio a conocer su renuncia como presidente de la Liga del Balompié Mexicano, la cual no fue aceptada, pero hasta la fecha no ha habido respuesta a la petición.

También puedes leer: Pese a todos los problemas, Carlos Salcido sigue al frente de la Liga del Balompié Mexicano