Ben Roethlisberger anotó un touchdown terrestre por primera vez en los últimos tres años, Chris Boswell conectó cuatro goles de campo y los Pittsburgh Steelers mantuvieron con vida sus esperanzas de Playoffs con una victoria el domingo de 19-13 sobre los Tennessee Titans.

Los Steelers (7-6-1) causaron cuatro pérdidas de balón de los Titans (9-5) y necesitaron cada uno de ellas para sumar su segundo triunfo en tres partidos.

Tennessee amenazó con dar vuelta al marcador al final del partido, pero el receptor Nick Westbrook-Ikhine fue tacleado a pulgadas de lograr el primera y 10 en la yarda 11 de los Steelers con 27 segundos restantes.

Pittsburgh se mantuvo en la pelea de una confusa División Norte de la Conferencia Americana pese a sumar tan solo 168 yardas de ofensiva total.

Roethlisberger lanzó para 148 yardas para rebasar a Philip Rivers en el quinto lugar en la historia de la NFL en yardas por aire, pero fueron sus piernas, y la férrea defensiva de Pittsburgh, las que marcaron la diferencia.

Lee también: Kelce fulmina a los Chargers con escapada de TD en tiempo extra

Los Titans sumaron 202 yardas por tierra, entre ellas 108 de D’Onta Foreman; sin embargo, el quarterback Ryan Tannehill sufrió para entrar en ritmo en el ataque aéreo.

Por su parte, Tremon Smith regresó una patada de salida 98 yardas para touchdown, terminando con la sequía más larga de la NFL, y los Houston Texans derrotaron el domingo 30-16 a Jacksonville para romper una racha de tres derrotas seguidas y extender su dominio en la serie.

Este triunfo coronó una semana complicada de Jacksonville en que despidieron a Urban Meyer el jueves por la mañana, el final de uno de las etapas más aciagas de un entrenador en jefe en la historia de la NFL.