En medio de la pandemia del coronavirus se celebrará, este sábado 24 de octubre, una de las ediciones del Clásico Español más extrañas de la última década. Pese a representar una de las rivalidades futbolísticas más importantes, el primer encuentro entre Barcelona y Real Madrid de la temporada 2020-21 tendrá una de las versiones más flojas de ambos clubes en los últimos años.

Si bien se calcula que habrá más de 650 millones de espectadores alrededor del mundo viendo el partido a distancia, la edición noventa del Clásico Español parece estar plagada de incertidumbre, ya que, además de la huella que ha dejado Cristiano Ronaldo en el cuadro “merengue”, Lionel Messi vive un momento de claro declive emocional y futbolístico.

Desde la partida del comandante portugués, el conjunto blanco no ha logrado suplir su ausencia con las piezas a su disposición. Con 18 tantos frente al Barcelona, CR7 se mantienen como el tercer máximo goleador en la historia de los clásicos, por lo que encontrar a su reemplazo será una misión prácticamente imposible.

Aunque el sustituto natural de Cristiano Ronaldo parecía ser Karim Benzema, al momento, el delantero francés acumula únicamente un tanto en 447 minutos disputados en La Liga. Asimismo, Eden Hazard, quien arribó a la “casa blanca” como uno de los grandes fichajes en la última década, sigue sin mostrar la calidad que llegó a derrochar en el Chelsea de la Premier League.

Con un costo de 115 millones de euros, el atacante belga se convirtió en el fichaje más caro en la historia del Real Madrid, superando los 96 millones que costó el delantero portugués; sin embargo, con lesiones de por medio y un pobre nivel de adaptación, Eden Hazard solamente ha logrado anotar en una ocasión después de 1,545 minutos disputados.

Aunque Borja Mayoral de 23 años, Luka Jovic con 22, Militao con 22 y Vinicius Jr con 20, levantan la mano para hacerse de un lugar en el once titular de Zinedine Zidane, la realidad es que al momento el Real Madrid no cuenta con un “amuleto” para resolver los problemas más inmediatos.

Incertidumbre blaugrana para al clásico español

Para el Barcelona, la situación luce aún más apremiante. Tras la dolorosa derrota por 8-2 en los cuartos de final de la Champions League 2019-20, la institución blaugrana ha apostado por una reestructuración en sus filas, prescindiendo de grandes figuras como Luis Suárez y dándole las riendas del club a nuevo director técnico, Ronald Koeman.

Con una sorpresiva derrota frente al Getafe en la fecha seis, el estratega de los Países Bajos comienza a dejar dudas; sin embargo, con la victoria en Champions League, Koeman reconoce que debe comenzar a ganar partidos importantes para afianzar su estilo y estrategia en los partidos.

Messi sigue sin despertar

Al momento, tras su petición para salir del club, el astro argentino ha mostrado una considerable baja en su rendimiento. Después de 360 minutos disputados en la liga española, el “10” solamente se ha hecho presente en el marcador en una ocasión, dejando a la derriba a un club que sigue teniendo una “Messidependencia”.

En el Clásico Español, el aporte goleador de Lio ha sido indispensable en los últimos años, afianzándose como el máximo anotador en la historia de los enfrentamientos entre Real Madrid y Barcelona, cosechando 26 dianas en 43 partidos disputados, ocho más que Cristiano Ronaldo.

Con 17 años de edad, la joven promesa del futbol español, Ansu Fati, parece posicionarse como el sucesor de Lionel Messi. Pese a su corta edad, el delantero de origen africano ha demostrado madurez en los 1,600 minutos que ha disputado con el primer equipo del Barcelona, anotando en 11 ocasiones y asistiendo en dos.

También puedes leer: El ‘bicho’ del COVID-19 le pega a Cristiano Ronaldo