Rusia perdió la sede de la final de la Champions League, luego de que la UEFA resolvió que se realice en París en lugar de San Petersburgo, mientras que la Fórmula 1 anuló el Gran Premio de Sochi este año. Ambos casos representan medidas punitivas a la invasión de Ucrania.

La final de la temporada del futbol europeo masculino se realizará el 28 de mayo, como estaba previsto, pero en el Stade de France en el suburbio parisino de Saint-Denis por decisión del Comité Ejecutivo de la UEFA.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, mantuvo discusiones con el presidente francés Emmanuel Macron y la Comisión Europea acerca de si el evento debía realizarse en Rusia tras la agresión a otro país europeo.

La UEFA agradeció a Macron su “apoyo personal y compromiso de trasladar el partido más prestigioso del futbol europeo de clubes a Francia en momentos de una crisis sin igual”.

Alexander Dyukov, integrante ruso del Comité Ejecutivo de la UEFA dijo que se tomó la decisión por “razones políticas”. También se opuso a la orden de que clubes y la selección rusos jugaran en sedes neutrales hasta nuevo aviso, decisión que rige también para los ucranianos.

Tropas rusas golpearon este jueves Ucrania en la primera jornada completa de la invasión, y los gobernantes del mundo empezaron a ajustar una respuesta que castigue a la economía rusa y sus líderes.

Por su parte, la carrera de F1, prevista para septiembre en Sochi, sería “imposible” de realizar luego de discutir el asunto con los equipos y la FIA, el organismo rector.

Lee también: Conflicto entre Rusia y Ucrania frena el deporte

Asimismo, el equipo estadounidense Haas abandonó el auspicio de la empresa rusa Uralkali durante las pruebas de pretemporada en Barcelona. Nikita Mazepin, de Haas, es el único piloto ruso de F1 en esta temporada.

“Observamos los sucesos en Ucrania con tristeza y estupor, y deseamos una resolución rápida y pacífica de la situación actual”, estableció la máxima categoría en un comunicado el viernes.

“F1, la FIA y los equipos discutimos la posición de nuestro deporte y la conclusión es, incluyendo el punto de vista de todas las partes interesadas pertinentes, que es imposible realizar el Gran Premio de Rusia en las circunstancias actuales”.

La invasión rusa de Ucrania llegó a las afueras de la capital el viernes después de lanzar ataques aéreos a ciudades y bases militares y enviar tropas y tanques desde tres direcciones.