Cristiano Ronaldo se defenderá de una acusación de conducta impropia presentada por la federación inglesa de futbol.

El delantero del Manchester United fue acusado tras un incidente con un aficionado al término de un partido contra Everton en abril. Imágenes de video captaron al astro portugués cuando lanzó al suelo el teléfono móvil de un joven aficionado al enfilarse hacia el vestuario tras la derrota del United por 1-0.

Después de una indagación, la policía británica resolvió el mes pasado que el jugador fuera advertido de forma condicional, dando por cerrado el asunto.

Sin embargo, la FA acusó a Cristiano hace unas semanas por conducta impropia y podría recibir una sanción por quebrantar la regla E3.

“Hemos hablamos de ello”, dijo el técnico del United, Erik ten Hag el miércoles. “No va a aceptarlo”.

La regla E3 se refiere al comportamiento que se debe cumplir durante los partidos, advirtiendo que no se aceptan “actos de conducta inapropiada o violenta”.

Un panel disciplinario de la FA deberá pronunciarse al respecto.

Cristiano regresó al Goodison Park por primera vez desde el incidente en la victoria 2-1 del United ante Everton el domingo. Anotó el gol de la victoria, su número 700 a nivel de clubes.

Se prevé que será titular cuando el United reciba al Omonia Nicosia de Chipre en la Liga Europa el jueves. El capitán de Portugal ha sido relegado a la suplencia durante la mayor parte de la temporada.

En medio de conjeturas sobre el futuro a largo plazo de Cristiano, Ten Hag dijo que busca que el atacante de 37 años reverdezca laureles.

“Quiero apoyarlo lo más posible. Sabemos lo que podemos esperar de él dentro de la cancha. Ahora anda mejor físicamente para aportarle más cosas al equipo, y eso es bueno para él. Quiero sacar lo mejor de él”.

Ten Hag añadió que la condición física de Cristiano fue un problema al inicio de la temporada.

“Al principio, creo que ese fue definitivamente el caso. Y eso demuestra otra vez por qué nadie puede perderse la pretemporada”.