Tras la derrota ante el púgil mexicano Oscar Valdez, el boxeador brasileño Robson Conceição arremetió en contra de los jueces que determinaron darle el triunfo al mexicano.

“Desafortunadamente, el boxeo es un deporte sucio con arbitraje corrupto. Pero sigo firme y fuerte. Estoy muy feliz. El trabajo estaba hecho. Pelota que sigue”, abundó el brasileño.

El brasileño también mostró gratitud y complacido con la ciudad de Tucson, Arizona. Robson demostró  las muestras de cariño de aficionados mexicanos que reconocieron que fue mejor que Valdez.

Conceição aprovechó la web para mostrar el buen estado físico que se encontraba tras su combate ante Valdez, en la cual cayó por una polémica decisión dividida por tarjetas de 115-112, 115-112 y un cuestionable 117-110.

“Estoy muy agradecido por las energías positivas que me enviaste, antes y después de la pelea. No estoy aquí para quejarme del resultado. Los que miraron, vieron y estuvieron de acuerdo conmigo”, comentó en sus historias de Instagram.

Lee También: Donald Trump, de presidente a comentarista de boxeo

Debemos hacer mención que Oscar Valdez concluyó la batalla más golpeado, mientras que Robson apenas tenía algunas afectaciones, algo que subrayó.

“Mi cara tiene solo algunos rasguños. Mi oponente, por supuesto, está completamente deformado. Pero eso es todo. Sigo decidido”.