River Plate festejó la apertura de los estadios argentinos al público con una victoria el domingo 2-1 ante su clásico rival Boca Juniors.

Julián Álvarez, la joven sensación de los “Millonarios”, firmó un doblete en el primer tiempo para encaminar la victoria en el estadio Monumental.

River capitalizó que Boca quedó en inferioridad numérica desde los 15 minutos por la expulsión del defensor Marcos Rojo al acumular dos tarjetas amarillas.

Después de 20 meses de pandemia, los aficionados argentinos regresaron a los estadios este fin de semana para los partidos de la fecha 14 de la liga profesional. Se permitió un aforo de 50%. En el caso del Monumental, se pudo observar un lleno de 80% con fanáticos locales.

“Antes del partido vivimos muchas emociones por la vuelta de la gente a la cancha”, dijo el volante riverplatense Enzo Pérez. “En todas las canchas se vivió algo diferente. La gente es parte del futbol. Hemos hecho un partido colectivamente perfecto”.

El triunfo de local dejó a River como líder provisional con 30 puntos. Talleres, que tiene 29 unidades, visitará este lunes a Defensa y Justicia.

Lee también: River Plate es campeón de la Libertadores

Boca, que sufrió su primera derrota con el estratega Sebastián Battaglia, quedó con 21, a nueve puntos de su clásico rival.

Álvarez marcó a los 24 y 42 minutos. Carlos Zambrano anotó el gol xeneize en los descuentos.

Millonarios y xeneizes volvieron a jugar oficialmente con público por primera vez desde el 22 de octubre de 2019. Ese duelo fue en La Bombonera, el feudo de Boca, en una semifinal de la Copa Libertadores. Aquella vez, Boca venció 1-0 a River, pero el equipo de Gallardo pasó a la final por el resultado como locales.