El “deporte blanco” tendrá tres citas importantes durante marzo en México, comenzando este fin de semana con el Abierto de Zapopan, torneo en el que estarán presentes figuras internacionales y la representante de casa, Renata Zarazúa.

La promesa del tenis mexicano ha manifestado sus deseos de obtener un buen resultado, ya que para ella tiene un alto significado regresar a las canchas tapatías para disputar el torneo, en el cual tiene una cuenta pendiente, luego de que en 2019 quedó eliminada en los cuartos de final.

“Significa muchísimo, como saben no soy de aquí, pero aquí crecí y un tenista siempre se acuerda de sus inicios. El volver aquí me trae muchos buenos recuerdos, buenos sentimientos, buenas emociones”, asegura Renata.

250

puntos otorgará la WTA para el ranking de la ganadora en Zapopan

Ubicada en el puesto 142 del ranking de la Asociación Femenil de Tenis (WTA por sus siglas en inglés), Zarazúa buscará inspirarse en los momentos que pasó con sus entrenadores, cómo le enseñaron a jugar y a desempeñarse en las canchas.

Ya que en 2020 el certamen se canceló por la pandemia de coronavirus, la mexicana de 23 años recuerda que en 2019 dio batalla en singles ante la checa Marie Bouzkova, con la que perdió 6-7 (8) y 2-6, en tanto, en dobles llegó a semifinales en pareja con Jacqueline Cako, de Estados Unidos, pero debieron retirarse.

“Ese año me fue muy bien, creo que gané partidos muy buenos, pero me quedé un poco con un mal sabor porque tuve muchas oportunidades de pasar a semis.

“Eso es lo que, después, a un tenista le trae más ganas de volver y hacerlo mejor; por eso estoy aquí, tratando de tomar esa experiencia de hace unos años y tratar de hacerlo mejor”, aseguró Renata.

La tenista mexicana, quien ha ascendido lugares en el raking, está enfocada en meterse entre las 100 mejores del mundo, ahora que se siente preparada física y mentalmente lista para eso.

“Para mí siempre ha sido mi meta desde que empecé a jugar tenis y yo estoy segura que lo voy a lograr, tarde o temprano, si sigo haciendo las cosas bien, pero creo que ahorita es ya”.

El Abierto de Zapopan, que empieza el próximo 8 de marzo en las canchas del Centro Panamericano de Tenis, estrenará la categoría WTA 250 que repartirá la misma cantidad de puntos a la ganadora, además de que habrá 235 mil dólares en premios.

Calidez humana para Renata Zarazúa y tenistas

Además de la presencia de Renata Zarazúa, el torneo contará con la participación de figuras internacionales como Sloane Stephens, Marie Bouzkova, Nadia Podoroska y Eugenie Bouchard, quienes derrocharán su talento ante la afición, luego de que las autoridades de Jalisco permitieran el ingreso reducido del público, ante el cambio de color del semáforo epidemiológico.

“Será un gran reto deportivo cumplirle a la WTA e impulsar el tenis femenino en México. Se harán más de mil 200 pruebas en cinco días a jugadores y gente del staff, además de la sanitización frecuente de todas las áreas del lugar y todos los protocolos que se han implementado en los anteriores torneos internacionales en el mundo”, explica Gustavo Santoscoy, director del Abierto de Zapopan.

El escenario podrá admitir el ingreso de unas 800 personas, por lo que los organizadores continuarán con la venta de boletos a través de medios electrónicos. Del mismo modo, el acceso será vía celular, al escanear las entradas, para proteger a los asistentes y a trabajadores.

También puedes leer:En Abierto de Acapulco apuestan por la ‘Next Gen’