Lamar Jackson mandó un pase de touchdown de cinco yardas a Marquise Brown en la primera posesión de la prórroga para concretar una espectacular remontada y darle a los Ravens una victoria de 31-25 sobre los Indianapolis Colts.

Jackson lanzó para 442 yardas, un récord personal, y cuatro touchdowns, incluido un par de pases cortos a Mark Andrews en el último cuarto, en el que los Ravens remontaron un marcador 25-9. Andrews también atrapó las dos conversiones de dos puntos en esa furiosa ofensiva.

Los Colts pudieron ganar en la última jugada del tiempo regular con un intento de gol de campo de 47 yardas; sin embargo, el pateador Rodrigo Blankenship falló, lo que provocó el tiempo extra.

“Eso fue emocionante”, comentó el coach de Baltimore, John Harbaugh.

Parecía que los Ravens estaban en serios problemas después de Jackson perdiera un balón cerca de la línea de gol en el tercer cuarto. Pero a partir de esa jugada, Baltimore anotó un touchdown en cada una de sus últimas cuatro posesiones.

Lee también: Ravens sorprenden y ‘doman’ a Broncos; Jets consigue su primera victoria

Carson Wentz batió su propio récord personal con 402 yardas y dos touchdowns. Jonathan Taylor anotó en un pase de 76 yardas al principio del primer cuarto y después añadió un touchdown en el tercero, cuando los Colts se pusieron 22-3 arriba.

Los Ravens (4-1) se quedaron con el liderato en solitario del norte de la Conferencia Americana, después de las derrotas de Cleveland y Cincinnati el domingo.

El próximo de los Ravens es ante los LA Chargers, mientras que Indianapolis recibirá a los Texans.