Novak Djokovic dio un paso en falso al iniciar su temporada de torneos de arcilla al caer inesperadamente el martes ante Alejandro Davidovich Fokina en el Masters de Montecarlo.

Davidovich Fokina derrotó 6-3, 6-7 (5) y 6-1 al número uno del mundo en la segunda ronda. El serbio sufrió otro tropiezo en su empeño por dejar atrás la controversia provocada por negarse a vacunarse contra el COVID-19.

Fue la segunda derrota seguida de Djokovic, quien no había jugado desde que fue eliminado en los Cuartos de Final del torneo de Dubái en febrero, su única competición este año tras ser marginado del Abierto de Australia.

Djokovic sufrió desde el inicio del duelo ante el número 46 del mundial. El español logró un rápido quiebre de saque para irse arriba 4-1 y añadió otro para llevarse el primer set.

Davidovich Fokina no sacó el pie del acelerador y se adelantó 3-0 en el segundo set hasta que Djokovic pudo reaccionar para nivelar. Pero el serbio padeció con su saque durante toda la tarde, con tres quiebres en el set decisivo.

Lee también: Novak Djokovic se sincera: “Echo de menos la competición”

Djokovic había derrotado a Davidovich Fokina en sets seguidos el año pasado, primero en Roma y luego en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El astro serbio no pudo defender su título del Abierto de Australia en enero tras ser deportado del país por no inocularse contra el coronavirus. Tampoco pudo disputar los Abiertos de Indian Wells y Miami al no poder entrar a Estados Unidos por el mismo motivo.

Las autoridades en Francia y Mónaco levantaron casi todas las restricciones de COVID-19 el mes pasado, con los que los no vacunados ya pueden ingresar al país, además de acudir a restaurantes, arenas deportivas y otros sitios.