Las defensas ganan campeonatos. Y es gracias a esta estrategia que se popularizó en el futbol americano de la NFL que tanto Real Madrid como Barcelona han revivido en la clasificación y este fin de semana se juegan más que el orgullo.

Aunque el estilo de juego de ambos equipos no es el mismo de otras etapas, con el que se han enamorado millones de fans alrededor del mundo, la solidez defensiva les ha permitido escalar en la clasificación y estar cerca de despojar al Atlético de Madrid de la cima, aprovechando las constantes fallas de los “Colchoneros”, que esta jornada visitan al Betis de los mexicanos Andrés Guardado y Diego Lainez.

Inclusive, eso se refleja en los últimos meses, donde si bien la delantera ha hecho lo suyo marcando cada oportunidad que tiene dentro del área, la realidad es que la peligrosidad que Lionel Messi o Karim Benzema ofrecían ha disminuido.

En el otro extremo de la cancha la situación ha sido distinta, pues la zona defensiva ha destacado por la constancia en cada cotejo, ya que desde que empezó el 2021 ambas escuadras no han permitido más de dos goles, dejando en claro que lo atractivo de este clásico será ver qué zaga llega mejor al Clásico.

En Barcelona, desde el 13 de febrero, la portería protegida por Marc-André Ter Stegen lleva ocho partidos consecutivos donde sólo una anotación ha tocado las redes. No obstante, esta estadística para el Real Madrid es mejor, pues el club que dirige Zidane tiene desde el 6 de febrero la misma situación.

Aunque las defensas serán un buen parámetro, el factor físico también será una consideración para este encuentro, debido a que el Barcelona llega con mejor preparación y con más descanso que el Real Madrid, pues los de la “Casas Blanca” tuvieron actividad a mitad de semana en la Champions League, por lo cual el cansancio puede jugarles en contra.

“Será un partido difícil, contra un equipo que le gusta tener el balón, igual que nosotros, y se jugará en el medio del campo, como en el partido de la primera vuelta, vamos a entrar a ganar porque es una final para nosotros”, evaluó Karim Benzema, delantero del Real Madrid, en conferencia de prensa.

Otros factores

En los registros que el Real Madrid tiene como local, todo parece favorable para el club blanco, ya que de los 14 partidos jugados en el Santiago Bernabéu sólo ha permitido nueve goles en contra, promedio que lo deja con 0.6 goles en su portería, pero esa media puede cambiar en cualquier momento gracias al Barcelona.

Los catalanes tienen 14 partidos fuera de casa esta temporada y en ellos han logrado anotar en 31 ocasiones, cifra que lo deja con un registro de 2.2 goles por encuentro como visitantes, mismo que podría vencer la imbatibilidad de Thibaut Courtois en la “Casa Blanca”.

Caliente el Clásico Real Madrid-Barcelona

A diferencia de otros partidos ante el Barcelona, Real Madrid rompió el protocolo y dio declaraciones respecto al siguiente compromiso donde se juegan más que tres puntos, esta ocasión fue Karim Benzema quien decidió calentar el Clásico español, asegurando que los “culés”no serían lo mismo sin Lionel Messi, pues en su opinión es el único jugador que puede marcar la diferencia en un partido de esta magnitud.

“Ellos tienen siempre la posesión, tienen a un buen portero y a Messi, el jugador que hace todo en el Barcelona. Tenemos que cuidarnos porque es muy peligroso y lo sabemos”, dijo el delantero.

Además, “El Gato” aprovecho para silenciar las comparaciones con otros Clásicos a nivel mundial, agregando que, a diferencia de otros partidos de este tipo, el Real Madrid contra Barcelona es el más comentado globalmente, lo cual lo convierte en el mejor.

“Este partido es el mejor partido del mundo. No solo para mí, sino para todos, por la historia de los dos equipos. Siempre es un partido muy importante”, mencionó.

También puedes leer: Zidane le abre las puertas del Real Madrid a Cristiano Ronaldo