Al compás de goles de Karim Benzema y Federico Valverde en el primer tiempo, el Real Madrid sometió el domingo 3-1 al Barcelona y quedó como líder solitario en La Liga española.

Rodrygo selló la victoria merengue en el primer clásico de la temporada al transformar un penalti en el tiempo agregado del segundo tiempo.

Fue el sexto triunfo del Madrid en los últimos siete Clásicos, aunque venía de sufrir una humillante derrota 4-0 en la última ocasión que se midieron en el estadio Santiago Bernabéu la pasada temporada.

Los campeones vigentes golpearon temprano con el tanto de Benzema a los 12 minutos. El delantero francés acabó con un largo ayuno goleador, al beneficiarse de un rechace del arquero Marc-André ter Stegen a una incursión de Vinícius Junior para rematar a placer, colando el balón entre dos zagueros.

Valverde volvió a mostrarse como un gran rematador desde larga distancia para ampliar la ventaja. El uruguayo se animó con un derechazo rasante desde la medialuna para el 2-0 a los 35 minutos.

Ferrán Torres le puso emoción al tramo final al descontar para el Barça a los 83, con un disparo hacia el segundo poste tras una diagonal de Ansu Fati.

Lee también: Real Madrid vs Barcelona: Clásico en la cumbre

Pero el ímpetu de remontada de Barça se diluyó cuando el árbitro José María Sánchez recibió una llamada desde la sala del VAR para revisar un pisotón en el área de Eric García sobre Rodrygo. El mismo ariete brasileño se encargó de transformar la pena máxima y firmó su cuarto tanto del torneo.

La victoria dejó al Madrid con una diferencia de tres puntos sobre el conjunto catalán en la clasificación. Los clásicos rivales amanecieron empatados en puntos, con los blaugranas al frente por una mejor diferencia de gol.

La derrota del domingo cerró una semana aciaga para el Barcelona. El equipo de Xavi Hernández venía de empatar 3-3 en casa con el Inter de Milán para quedar con un pie afuera de la Liga de Campeones a falta de dos jornadas en la fase de grupos.