Uno de los peores temores de la Liga MX se ha hecho realidad, debido a que Monterrey confirmó que tiene 19 casos positivos, dentro de ellos 11 jugadores, por lo cual sus próximos dos partidos, ante León y Puebla, fueron pospuestos como medida de prevención.

El rumor de los casos positivos de Monterrey comenzó luego del partido ante América, pues el equipo confirmó que su delantero, Rogelio Funes Mori, fue diagnosticado con COVID-19 por lo que tuvieron que practicarle a todo el equipo nuevas pruebas pues muchos de sus compañeros y staff del equipo convivieron con el jugador.

“Ante los casos positivos mencionados en el primer equipo y fuerzas básicas, hemos tomado la medida de cerrar el centro de entrenamiento “El Barrial” y suspender todas las prácticas durante el miércoles 20, jueves 21 y viernes 22 e implementar acciones de sanitizaciones y revisión de los protocolos sanitarios”, se lee en el comunicado.

El equipo especificó que en total son 11 jugadores los que dieron positivos de COVID-19 y por ese motivo el juego de Monterrey en contra de León cambiará de fecha del 23 de enero al 10 de marzo y el juego ante el Puebla pasará del 29 de enero al 2 de febrero.

Por otra parte, América informó que sus jugadores y personal se sometieron a pruebas para descartar posibles contagios, ya que luego del juego ante Monterrey algunos elementos azulcremas presentaron síntomas de COVID-19.

En un comunicado, las Águilas pidieron a los demás equipos y a la población en general tomar en serio la emergencia sanitaria, ya que se pone en riesgo la salud de muchas personas por no seguir las instrucciones de las autoridades.