Mejor, imposible. En muchas ocasiones, el deporte es como una película de Hollywood, donde lo irrealizable se materializa y Rafael Nadal representó muy bien ayer ese papel de héroe, donde después de un comienzo poco prometedor se coronó campeón del Abierto de Australia, tras derrotar al ruso Daniil Medvedev

No fue un título más en sus vitrinas. Su victoria en Melbourne significó para Nadal convertirse en el tenista con el mayor número de trofeos de Grand Slams en la historia.

Sin embargo, para llegar a ese punto, el de Manacor tuvo que remontar dos sets perdidos para alcanzar la gloria en este deporte, pues como si se tuviera que seguir un guion, la adversidad fue parte del camino, para después plasmar su nombre en oro en los Grand Slams.

“Soy consciente de la dificultad que ha tenido todo el proceso para poder luchar por otro Grand Slam. Con la humildad total de saber que me siento un super afortunado a nivel personal, ha sido el título más inesperado de mi carrera y uno de los más emocionantes.

“Lo que he ido viviendo durante estos últimos meses significa muchísimo para mí y creo que también para todas las personas que están y han estado a mi lado durante estos meses realmente difíciles”, dijo Rafael Nadal en conferencia de prensa.

Y sí, el tenista español lo logró: se impuso por parciales de 2-6, 6-7 (5), 6-4, 6-4 y 7-5, para alzar su título 21 en Grand Slams, en un partido que duró cinco horas y 24 minutos. Fue La segunda final más larga en la historia del Abierto de Australia, sólo detrás del triunfo de Novak Djokovic sobre Nadal en 2012, que se disputó en cinco horas y 53 minutos.

“Estaba tan destrozado que no podía casi ni celebrar. Estaba hecho polvo. No sé ni qué he hecho cuando he ganado, no me acuerdo. La emoción era grande y más así como había ido el partido”, concluyó el español en conferencia de prensa.

Rafael Nadal ahora tendrá unos días de descanso para festejar y disfrutar este récord en su carrera, pues su siguiente destino será en puerto, ya que México tendrá al vigente campeón del Abierto de Australia en el Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, y sí, el español llega a tierras nacionales como el favorito para ganar el torneo.

También puedes leer: Llueven elogios para Nadal: desde Pau Gasol hasta el rey de España