Rafa Nadal no tolera los descalabros en la arcilla, pues a lo largo de su carrera, el español nunca ha perdido partidos consecutivos en su superficie predilecta y mantuvo esa racha el miércoles.

Después de despachar 6-3, 6-1 a John Isner para avanzar a la tercera ronda del Masters de Roma.

Nadal venía de perder ante Carlos Alcaraz, su compatriota de 19 años, en los cuartos de final del Abierto de Madrid.

Al debutar directamente en la segunda ronda en Roma, Nadal quedó con marca de 44-0 en partidos posteriores a una derrota en arcilla.

Más importante, Nadal sumó confianza al ponerse a tono tras una fisura en una de sus costillas que le impidió jugar durante seis semanas antes del torneo Madrid.

Por más que quisiera añadir otro título a su cosecha récord de 10 títulos en el Foro Itálico, el gran objetivo de Nadal es recuperar su mejor forma con miras a Roland Garros.

Evento que arrancará en menos de dos semanas. Nadal ha conquistado 13 de sus 21 cetros de Grand Slam en Roland Garros.

Después de culminado su partido, Nadal se fue directo a una cancha de práctica para seguir peloteando. el tenista de 35 años explicó que tenía un poco de prisa por recuperar su nivel.

“Necesito recuperar cosas que perdí por la lesión. Trabajar tanto como pueda para estar listo en un par de semanas”, dijo Nadal.

Con el duelo igualado 3-3 en el primer set, Nadal depositó una derecha en la red y cometió un doble falta para que Isner dispusiera de un par de oportunidades de quiebre.

Pero Isner desperdició con errores no forzados sus dos oportunidades y Nadal defendió su saque.

En el siguiente juego, Nadal quebró el servicio de Isner cuando el gigante de 2 metros dejó una volea en la red. Nadal procedió a sentenciar el primer set y le rompió el saque a Isner en el primer juego del segundo.

Lee también: Djokovic vence a Karatsev en su debut en el Abierto de Roma

 

El actual número 4 del mundo se irritó cuando le preguntaron sobre Alcaraz y si consideraba que su compatriota juega mejor al Nadal que tenía 19 años.

“No lo sé, hombre”, dijo. “Y no podré hablar todos los días sobre quién va a ser o quién es más fuerte a esas alturas. No sé ni cómo era yo mismo, será mejor dejar de compararlo conmigo”.

El siguiente rival de Nadal será Denis Shapovalov, el canadiense al que venció en la misma instancia el año pasado.