Mientras sigue sumando argumentos para ser considerado el mejor de la historia, en su familia no todos parecen estar contentos con que siga jugando.

Gisele Bundchen, esposa del quarterback de los Patriotas, le habría pedido a un amigo del jugador de que lo convenciera de decir adiós al futbol americano.

Durante las vacaciones de primavera del año pasado, Brady y su familia estuvieron con Jay Feely, expateador profesional y un amigo cercano del mariscal de campo.

Según Feely, en ese viaje la esposa de Brady quiso que él hablara con el jugador para convencerlo de retirarse.

“Trató de que yo lo convenciera para que dejara de jugar. Ella fue muy seria”, comentó el expateador según un articulo de la revista Sports Illustrated.

“Juega tanto como puedas”, le habría dicho Feely a su amigo.

No sería la primera vez que la súper modelo haya intentado convencer a su esposo de retirarse. El año pasado, Brady le comentó a Jim Miller de SiriusXM, que Bundchen le pidió que dejara de jugar.


Tom Brady tiene 39 años de edad y reciéntemente se ha rumorado que esta podría ser su última temporada

“Si fuera por mi esposa, ella querría que me retirara hoy. Ella me lo dijo tres veces anoche. Le contesté ‘Lástima, cariño. Me estoy divirtiendo mucho ahora mismo’. Sabes, siento que todavía puedo hacerlo, y si te gusta lo que haces y eres capaz de hacerlo, entonces… Sería muy aburrido si no salgo a jugar, sabiendo que todavía puedo hacerlo”, dijo Brady hace un año.

Gisele Bundchen estaría insistiendo en que su esposo se retire por temor a que sufra una contusión, algo que según ella, ya le ocurrió a Brady.

“Él tuvo una contusión el años pasado. Quiero decir, él sufre contusiones a menudo, no hablamos sobre ello, pero en verdad ha tenido contusiones”, le dijo la brasileña a CBS Sports.