Todos esperaban una serie memorable de Playoffs entre los Dodgers y los Gigantes. Las expectativas se cumplieron y esta noche era el momento para que el mexicano Julio Urías confirmara su gran momento, pero ya no será como abridor.

A unas horas de que inicie el partido, los Dodgers anunciaron que el abridor para el quinto juego será Corey Knebel, por lo que “El Culichi” sólo podría ver acción como relevista o cerrador.

Sin duda, es una decisión polémica del manager Dave Roberts, pues el mexicano es el pitcher con más triunfos en la presente temporada y fue parte clave para que los actuales campeones de Grandes Ligas igualaran la serie en el Juego 2.<

Hasta el momento, no se han revelado si el oriundo de Sinaloa presenta alguna dolencia o malestar físico que le impidiera abrir el juego definitivo ante los Giants, que tuvieron 107 victorias en la campaña regular por 106 de los Dodgers.

El duelo entre Dodgers y Gigantes, los dos mejores equipos de la temporada, vuelve al Oracle Park de San Francisco este jueves, dos días después de que Los Ángeles evitó la eliminación al imponerse por 7-2 en casa.

Lee también: AMLO envía buenos deseos a Julio Urías y los Dodgers: ‘Es buena persona, merece salir bien’

“Esto es lo que quiere el beisbol. Entiendo que todas las demás series acabaron, así que vamos a ser el único espectáculo. Si te gustan los deportes y tienes pulso, más vale que veas el Dodgers-Gigantes”, comentó el manager Dave Roberts.

Al menos en México, la expectativa era grande por ver a Julio. “¿Por qué lo hicimos? Pienso que, cuando todo se define en un juego, hay que apreciar aquello que nos dé la mejor oportunidad de ganar”, puntualizó Roberts.

 

Urías podría ingresar en el duelo para enfrentar a los Gigantes dependiendo de la situación. Roberts dijo que el mexicano apoyó la decisión cuando se la comunicó.

El ganador de esta noche se medirá a los Atlanta Braves en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.