40,000

boletos se han vendido hasta el momento para la pelea de Álvarez-Trout

Conocer la solicitud de aprehensión en su contra en el Estado de Jalisco le da a pensar muchas cosas a Saúl Álvarez, pero entre tantas, la intención de desestabilidad de cara a su pelea del sábado.

El proceso judicial que se sigue en contra del “Canelo” por la presunta agresión física contra el también boxeador Ulises Archie Solís deriva en una doble pretensión a solo unos días de la pelea que sostendrá con Austin Trout en el Alamodome de San Antonio, Texas.

“Así ha sido siempre con esas personas, siempre antes de una pelea quieren desconcentrarme, pero yo no me desconcentro. Cuando alguien está en paz, no tienes nada que temer y, además, que no es cierto, no pasa nada. Simplemente es cuestión de medios.

“Cuando tengo una pelea importante siempre quieren desconcentrarme, pero estoy bien. No me perturba en lo absoluto; estoy física y mentalmente bien”, dijo el boxeador tapatío. 

“No es cierto (la orden), no pasa nada. Simplemente es cuestión de medios. Donde tienes que estar bien, estás bien. Pasa en una pelea importante”, agregó el peleador de Guadalajara previo a su pelea por el título Superwelter unificado del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo.

No sabe nada

De la orden de aprehensión girada en contra del “Canelo” Álvarez por el Gobierno de Jalisco, su oponente del sábado, Austin Trout, dijo no tener información al respecto, pues desconoce por completo los asuntos judiciales del peleador mexicano. Lo que sí señaló es que los conflictos deben ser puntos en contra rumbo a la pelea Texas.