Sin recibir todos los reflectores para ser llamado un “clásico” del futbol mexicano, el duelo entre Pumas y Cruz Azul, cargado de tradición, historia, cercanía y antecedentes memorables, ofrece todos los elementos necesarios para ser considerado uno de los partidos más atractivos de la Liga MX.

Cementeros y universitarios, quienes dejaron en la etapa de cuartos de final a Tigres y Pachuca, respectivamente, llegan a la segunda semifinal del certamen para protagonizar una de las grandes rivalidades del campeonato que, sin la atención del “clásico nacional” o “clásico joven”, han dado lugar a historias trascendentales.

La Liga MX tendrá la octava edición en partidos de liguilla del enfrentamiento entre Cruz Azul y Pumas. En la “fiesta grande”, los de la UNAM presumen haber salido airosos en cuatro ocasiones, mientras que los celestes han obtenido la victoria en tres, enfrentándose en dos finales, con un título para cada uno.

Duelos históricos

La primera ocasión en que ambos equipos se vieron las caras en una liguilla fue en la final disputada en la temporada 78-79. En aquella ocasión la “Máquina” fue ampliamente superior en el terreno de juego, dominando el encuentro y liquidando a Pumas por marcador de 2-0 en el Estadio Azteca, con goles de Carlos Jara y Horacio López Salgado.

Tuvo que pasar solamente un año y medio para que los universitarios consiguieran su revancha frente a Cruz Azul, alcanzando el título de la campaña 80-81, segundo de su historia, luego obtener la victoria por marcador global de 4-2, siendo la última vez que Hugo Sánchez vistió la playera auriazul.

En el Invierno del 98, Cruz Azul fue el primer equipo en establecer el récord de puntos para un torneo corto con 40 unidades, ganando doce de los 17 partidos y llegando a los cuartos de final frente a Pumas como el claro favorito a avanzar a la siguiente fase; sin embargo, los universitarios obtuvieron su boleto a las semifinales de forma agónica con gol del debutante Jaime Lozano.

El antecedente más reciente entre ambos clubes tuvo lugar en el Apertura 2010, donde Cruz Azul llegó a cuartos después de alcanzar el liderato general en la fase regular. Pese a que en aquella ocasión los “Cementeros” hicieron soñar a su afición para avanzar a la siguiente fase, los goles en la vuelta, de Martín Bravo y Juan Carlos Cacho, sentenciaron las aspiraciones celestes.

Objetivo claro de Pumas

Luego de ocho enfrentamientos sin conocer la derrota en el torneo local, con saldo de cinco empates y tres victorias, el estratega de Pumas, Andrés Lillini reconoce que el objetivo para la institución universitaria es claro: llegar a la final y alcanzar su octavo título de liga.

No vamos a renunciar a lo que hacemos, Pumas es semifinalista. Vamos a tratar de ganar bajo todas las circunstancias posibles y estoy convencido de que vamos a jugar la final”, expresó previo al encuentro.

Pese a haber sorprendido en el primer enfrentamiento de ida de los cuartos de final frente a los Tuzos, logrando la victoria por marcador de 1-0 como visitante, en la vuelta sufrieron de más, concediendo demasiadas ocasiones de gol y arriesgando su boleto a la siguiente ronda.

“No amontonamos gente en el área y por momentos sufrimos y no definimos bien, me ocupa eso, tratar de imponer condiciones desde el principio”, reconoce el estratega de Pumas.

Diferentes facetas

Tras haber mostrado claros altibajos a lo largo de la fase regular, la primera etapa de liguilla no ha sido diferente. Luego de un gran arranque de cuartos de final a tope, venciendo en el “Volcán” a Tigres por 3-1, en el partido de vuelta mostró grandes deficiencias al ataque, apostando por retraerse en su zona defensiva.

El estratega de Cruz Azul, Robert Dante Siboldi, reconoce que, pese a no haber salido del Estadio Azteca satisfecho con lo hecho por su equipo, el objetivo se cumplió y lograron avanzar a las semifinales.

“Esto se trata de seguir avanzando, lo hicimos ante un gran rival, que sabe a lo que juega. Avanzamos, sabiendo que esto dura 180 minutos y en el global fuimos mejores. Había tensión, nerviosismo y ansiedad de querer hacer las cosas bien”, dijo Siboldi.

También puedes leer: Pumas y Cruz Azul, se juegan el pase directo