Finalmente, los Pumas están peleando otra vez un sitio de grandeza a nivel internacional. Pasaron 17 años sin que los universitarios llegaran a la Final de la Concachampions, y hoy, en el juego de Ida en CU, tratarán de dar el primer paso al Mundial de Clubes ante el Seattle Sounders.

En 2005, cuando disputaron su última pelea por el título regional, no fue como lo esperaban, ya que cayeron ante el Saprissa de Costa Rica, con un apretado marcador de 3-2. No sólo fue un fracaso para ellos, sino para el futbol mexicano también.

Asimismo, desde que se implementó el nuevo formato de la Liga de Campeones de la Concacaf (temporada 2008-09), los del Pedregal nunca habían llegado a la instancia por el título. En las temporadas 2009-10 y 2011-12, Pumas se acercó, pero cayó en Semifinales.

Desde entonces, habían sufrido para ser parte de los mejores equipos de la zona. Sin embargo, la mentalidad ha cambiado y para esta edición demostraron la “garra” que los caracteriza y han tenido remontadas y eliminado a favoritos.

Primero, en Octavos de Final, eliminaron a su verdugo en 2005, el Saprissa; en Cuartos de Final, cuando todo parecía perdido, tras caer en casa del New England Revolution por 3-0, regresaron al Estadio Olímpico Universitario para empatar la eliminatoria y luego lograr su pase en penaltis.

Ya en Semifinales, tuvieron que hacer frente a Cruz Azul, que cayó 2-1 en CU y en el Estadio Azteca no pudo meter un gol ante 10 universitarios que, consumaron su pase a la Final y en cada uno de sus partidos en Ciudad Universitaria, Pumas ganó.

Esa constante de victorias en casa, es a la que apela Andrés Lillini, técnico de los del Pedregal, para salir adelante en esta eliminatoria. Lo más importante para Pumas es salir con ventaja para la próxima semana volar a Estados Unidos y hacer un partido sin presión que les permita salir con el título.

“De local tenemos que ganar. Lo hicimos con Saprissa, con New England y con Cruz Azul. Atacar desde el primer minuto es una característica del equipo, pero no hay que volvernos locos. Estoy convencido de que estas series se ganan defendiendo bien”, comentó el estratega en conferencia de prensa.

“Este equipo tiene la fortaleza para crear situaciones de gol, pero no nos tenemos que descompensar. No nos tenemos que poner un revolver en la cabeza para ir de todas, todas”, agregó Lillini, sobre el manejo de juego.

Asimismo, manifestó que el orden durante el encuentro será fundamental, pues tiene que planificar muy bien lo que harán al ataque.

“La serie es larga. Ganando el partido, la ventaja es nuestra y después, planificaremos la vuelta. El equilibrio es lo ideal para mí. Si empiezas a descompensarte, el rival comienza a crecer y empiezas a sufrir. Lo que estamos entrenando es el orden, la paciencia, siempre estando muy bien atrás”, agregó el director técnico de Pumas.

Lillini alabó el funcionamiento del Seattle, pues destacó su protagonismo en la MLS y las transiciones rápidas que suele tener, por lo que entiende que su rival no vendrá a encerrarse y tratará de llevarse el mejor resultado posible.

Siguen en duda dos jugadores clave de Pumas

Pumas informó al inicio de la semana que tanto el delantero Juan Ignacio Dinenno, como el mediocampista Leonel López estaban fuera de la Ida de la Final de la Concachampions, debido a problemas físicos, y aunque no verían acción esta noche, sí hay mejoría en ambos.

“Leo mostró una mejoría en el golpe, arrastra una dolencia y es día con día sabiendo que no pasa a mayores, porque ya se descartó todo lo que podía suceder; sin embargo, es una zona de la pierna de mucho dolor y no queremos forzar nada.

“En cuanto a Dinenno, es lo mismo, la lesión de él es más reciente y si bien es una situación muscular, tiene una gran fortaleza en cuanto a la parte anímica que puede ayudar para sacar esto adelante, pero de ambos casos debemos esperar hasta mañana (hoy), porque no pudieron realizar el entrenamiento con todos sus compañeros”, explicó el técnico de los universitarios.

Lillini mencionó que no hay presión para que formen parte del 11 titular, ya que lo importante es que estén al cien por ciento, pues si entran al campo sin estar plenamente recuperados, entonces le darán a Seattle una ventaja y sabrán las flaquezas del equipo.

Así, Pumas afronta su compromiso ante el Sounders. Es hora rugir a nivel internacional.

También puedes leer: Pumas y América, a ‘amarrar’ el repechaje en esta fecha doble