El técnico Andrés Lillini, los jugadores y su afición lo tienen claro. A Pumas le urge un título, y si es internacional, pues mucho mejor. Esta noche, de visita, van por el campeonato de la Liga de Campeones de la Concacaf.

El 2-2 de la Ida ya es historia. El haber dejado escapar la ventaja con dos penaltis en contra (uno de ellos muy polémico) ya no está en la cabeza de los universitarios. Hoy, en la casa del Seattle Sounders, saltarán unos felinos renovados, motivados por saber que avanzaron al Repechaje de la Liga MX.

Con un cuadro alterno, el domingo pasado, el conjunto de la UNAM derrotó al líder Pachuca para asegurar su lugar en la Repesca en el Clausura 2022.

Así, el camino está trazado para que el cuadro del Pedregal rompa la sequía de títulos por partida doble: primero, como campeón de Concacaf, algo que no ocurre desde 1989, y después, pelear por el título de Liga, el cual no consigue desde hace 11 años.

Sin embargo, la misión está lejos de ser sencilla. El Sounders tiene a favor que cerrará en el Lumen Field, donde su afición es conocida por hacer pesar el escenario y este miércoles no será diferente: más de 61 mil boletos ya se vendieron.

Pero este equipo ha demostrado que se sabe reponer a la adversidad y lo sabe bien uno de los felinos más veteranos: Efraín Velarde.

“Veo a un equipo que sigue creyendo y el objetivo es ganar la Final”, dijo el zaguero, quien es sobreviviente de esa última plantilla de Pumas que logró el campeonato, en el Clausura 2011, ante el Morelia.

“No todos los días se tiene esta oportunidad. Hay carreras muy largas que no tienen la oportunidad de jugar una final. Ahora que está en nuestras manos, trataremos de aprovecharla al máximo”, declaró el “Chispa”.

Pero, además de la experiencia, Pumas apelará a su “talismán” Juan Ignacio Dinenno para lograr la obra.

El argentino se ha convertido en el jugador clave para los universitarios y sus últimos dos partidos son ejemplo de ello: primero, ante los Tuzos, entró de cambió y marcó el doblete para conseguir el triunfo.

Días antes, hizo los dos goles con los que Pumas se adelantó en el juego de Ida ante el Sounders, aunque al final, el partido terminó con un sabor amargo para los universitarios por el empate.

“Es un proceso muy valorable en varios puntos, aparte de lo deportivo. Sería algo hermoso para todos poder salir campeón. Para eso vamos a tener que trabajar muchísimo, hacer un partido ejemplar”, dijo Dinenno.

Además, el cuadro universitario recuperó a su zaguero Arturo Ortiz, quien se perdió la Ida por suspensión, y la única duda es el lateral Alan Mozo, quien se lesionó la rodilla ante Seattle y se perdió el partido ante Pachuca.

Pumas ha logrado mantenerse con vida en dos torneos a pesar de tener una de las nóminas más bajas del futbol mexicano y gran parte de ello se le atribuye al argentino Lillini, quien los ha clasificado a una Final de Liga y a las Semifinales en el torneo anterior.

“(Hoy) va a ser un partido de palo por palo, sabemos que hay momentos en que Seattle nos va a atacar y nosotros debemos responder, tenemos que se contundentes porque las finales no se juegan, se ganan”
Andrés LilliniDT de Pumas

A romper la hegemonía mexicana

Pumas, que disputa su primera Final regional desde 2005, también tiene la misión de mantener el dominio mexicano en el torneo. La última vez que un equipo nacional no salió con el trofeo de campeón de la Concacaf fueron justamente los del Pedregal, cuando perdieron ante el Saprissa de Costa Rica.

Ahora, esta racha de 16 años parece peligrar. Seattle busca ser el primer equipo de la MLS en ganar la corona de la Concacaf desde el Galaxy de Los Ángeles en 2000, y el primero de la liga estadounidense que se clasifica a un Mundial de Clubes.

Así, por el lado del Sounders, la motivación y la confianza también están a tope, y prueba de ello es que aún creen que podrían vender más boletos para superar el récord de mayor asistencia en el torneo. El mismo corresponde a los 66 mil 208 que el América convocó al recibir al Herediano de Costa Rica en las Semifinales de la edición 2014-15.

Seattle no recibía a tanta gente desde la final de la MLS en 2019 ante Toronto FC, cuando 69 mil 274 espectadores presenciaron el partido.

“Va a ser un gran juego, hablamos de eso en la sesión de video y recordamos 2019 porque algunos dicen que Toronto jugó mejor que nosotros en el primer tiempo. Se sentía la presión, pero eso nos ayuda a preparar este juego porque el equipo estaba muy ansioso, listo para ganar”, dijo el entrenador Brian Schmetzer.

Esta noche, el Sounders ansía volver a vivir ese frenesí y celebrar con su gente su primer gran logro internacional, pero Pumas está “hambriento de gloria”. Saben que es su momento y que el Mundial de Clubes espera. Es hora de mostrar la grandeza.

También puedes leer: Pumas deja escapar el triunfo ante Seattle en Concachampions