Después de que Chelsea venciera 1-0 al Manchester City para conquistar su segunda Champions League, las campanas en el Big Ben de Londres sonaron, pero al mismo tiempo, miles de aficionados en Pensilvania, Estados Unidos, también festejaron este título como propio, y la razón es gracias a Christian Pulisic.

El jugador estadounidense entró al minuto 66 del partido y aunque no pudo marcar en esta ocasión, su desempeño dentro de la cancha fue vital para que su equipo no perdiera la ventaja en el marcador y así alzar el trofeo una vez finalizado el tiempo reglamentario.

De esta manera, el nombre de Christian Pulisic ya entró a la historia del país, pues el nuevo “Capitán América” se convirtió en el segundo jugador estadounidense en ser campeón en este torneo.

Estados Unidos tuvo que esperar 24 años para que un jugador suyo repitiera esta hazaña, ya que Jovan Kirovski fue el primer futbolista en lograrlo cuando quedó campeón con el Borussia Dortmund en la temporada de 1997, pero la diferencia entre éste y Pulisic fue que el primero sólo disputó dos partidos, mientras que el nacido en Pensilvania ha sido pieza clave para Tomas Tuchel en este torneo.

Pulisic también se convirtió en el décimo jugador de CONCACAF en levantar la “Orejona” y así se unió a figuras como Keylor Navas, el mexicano Rafael Márquez o David Suazo.

“Es lo más grande que puedes ganar a nivel de clubes y es un sueño estar aquí. Por eso tengo esto puesto, espero que muchos se hayan inspirado en lo que hice y se den cuenta lo que pueden lograr”, señaló el jugador.

En esta lista también se encuentra el jugador Edgar Davids, quien a pesar de que representó a Holanda, realmente es de origen surinamés, pero que adquirió la nacionalidad europea debido a que sus padres emigraron a Holanda cuando él era un niño.

También puedes leer: De Bruyne abandonó final de Champions por fractura de nariz y orbital: “Sigo decepcionado”