En Francia todavía no dejan de estar en alerta por posibles ataques terroristas en aquella ciudad.

Es por ello que para la Eurocopa 2016 que se disputará este verano en el país galo, algunos  partidos podrían disputarse a puerta cerrada. Según Martin Kallen, director del torneo, esta circunstancia podría darse por una eventual amenaza terrorista. 

“Si hay un problema de seguridad, tendríamos que jugar el partido sin aficionados. 

“Es posible que los partidos se pospongan o se jueguen más tarde.Pero hoy en día no hay signos de problemas alarmantes ni de ninguna amenaza extrema”, dijo el directivo.

Esta medida se toma en cuenta luego de los ataques del pasado mes de noviembre que afectaron París y que incluyeron el intento de detonar explosivos dentro del Stade de France, donde estaba el presidente francés.

En aquel encuentro entre las selecciones de Francia y Alemania, los atacantes suicidas vieron frustrados sus intentos de entrar al estadio.

Precisamente el Stade de France será la sede del encuentro inaugural del torneo, en el cual se enfrentarán Francia y Rumania el próximo 10 de junio.

La Final de la Euro también se disputará en este inmueble, el cual ha aumentado sus medidas de seguridad.