¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Fan
imagen principal

DÍA DEL PADRE

Profe Euroza deja una herencia distinta

Ricardo Resendi

Ramón Euroza no contó con una guía paterna que lo acompañara por el sufrido camino del boxeo, historia que no desea se repita con su hijo, a quien ha ayudado a tomar otro camino lejos de los riesgos de los guantes


Jun 19, 2020
Lectura 5 min
portada post

Los miles de golpes absorbidos, las marcas en las manos y las memorias de frustración y fracasos, son un claro recordatorio para que Ramón ‘Profe’ Euroza, alguna vez Campeón Intercontinental del CMB, evite que su único hijo, de tan sólo 19 años, reviva el gen boxístico que emana de su linaje y herencia familiar.

En entrevista con Reporte Índigo, el ‘Profe’ Euroza reconoce que el box le lastimó su salud física y mental, por lo que además de los riesgos a su integridad, para los jóvenes, incluido su hijo, intentar incursionar en el pugilismo profesional es una sentencia para caer en la miseria económica.

“Sí, claramente es un alivio que no se quiera dedicar al boxeo profesional. De 10 mil solamente llegan dos, y todos los demás sin preparación académica, sin trabajar y viviendo al día con una crisis económica. Hay muchos que ya recomiendan no dedicarse al boxeo profesional por los riesgos de caer en la miseria”, dice.

Yo afortunadamente veo lo mismo en mi hijo. Yo estoy muy contento porque él se inclinó por el estudio y no por el boxeo profesional

- Ramón ‘El Profe’ Euroza

“Para dedicarse al boxeo se necesita estar loco”, expresaba con cierta audacia Roberto ‘Manos de Piedra’ Durán para el diario ‘Crónica’ de su país. El Chorrillo, uno de los barrios más pobres de la capital, Panamá, vio nacer de las cenizas al hombre de los nudillos de acero, quien aseguraba que ‘sólo los tipos que nacen con mil rollos encima se meten en el boxeo’.

A más de 3 mil kilómetros de esta república centroamericana, el Gimnasio Lupita de la Ciudad de México, de la mano de Arturo ‘Cuyo’ Hernández, le otorgó a Ramón Euroza la oportunidad para convertirse en una figura de talla nacional e internacional.

Sin embargo, ganar una medalla de Oro en Panamericanos, un Campeonato Nacional Peso Minimosca y un título Intercontinental del CMB no fue suficiente para cegarlo ante la realidad de los jóvenes pugilistas en los rincones desolados y barrios marginados de México: “la crisis boxística en nuestro país es muy fuerte”.

“La economía de nuestro país no se encuentra en la mejor forma. El boxeo siempre viene de barrio, de bajos recursos. El boxeo está mal pagado, no hay presupuesto para que los chavos peleen. No hay dinero de las televisoras. Los chavos en México ganan muy poco dinero”, menciona.

Combate en otro frente para el Profe Euroza

Pese a que el boxeo corroe sus huesos e irradia profusamente de su cuerpo, el ‘Profe’ ha dejado de lado su pasión para convencer a su hijo Erick David de un porvenir que le prometa mayor estabilidad en su vida. Desde su retiro, Ramón Euroza ha concentrado sus esfuerzos en proveerle todas las herramientas necesarias para salir adelante.

“Yo me convertí en padre cuando me retiré. Cuando tenía 31 años nació mi hijo. Adoro a mi hijo, es mi máquina, mi motor de supervivencia. Yo nunca he vivido con él. Su mamá y yo nunca hemos vivido juntos.

“Es un universitario, está estudiando comunicación, una carrera en la que yo le puedo ayudar. Afortunadamente no le gustó el box, y ahí me doy por bien servido. Si hay manera que lo haga como hobby y estudie una carrera al mismo tiempo, eso es lo mejor”, recuerda.

Aunque él no pudo contar con una guía paterna, Ramón Euroza guarda pocas memorias imprecisas de su padre, quien murió cuando él tenía cinco años, por lo que el Día del Padre lo vive de una manera distinta al paradigma social.

“El Día del Padre es algo raro para mí porque en mi casa siempre me hicieron creer en una imagen de mi papá, porque él murió cuando yo tenía solamente cinco años. Me acuerdo de su cara, pero no me acuerdo como era, como hablaba, como se expresaba. El destino me puso ese papá y yo sé que está conmigo”, señala.

Recuerdo (a mí padre) con mucho cariño. Me acuerdo de su cara, pero no me acuerdo cómo era, cómo hablaba, cómo se expresaba. El destino me puso ese papá y yo sé que está conmigo

- Ramón ‘El Profe’ Euroza

Entrenador de box

Actualmente, tras muchos años de éxito en el cuadrilátero, ‘El Profe’ se encuentra impartiendo su conocimiento en su gimnasio, ‘Sport Boxing’, donde entrena a jóvenes boxeadores, profesionales y personas que buscan encaminar su estilo de vida hacia una cotidianidad más saludable tanto física como mentalmente.

“Los chavitos que entrenamos en el gimnasio, entre los 22 años, es el momento en el que todos se pierden. Es cuando vas agarrando un poco de fama, todo eso hay que saberlo manejar. Nosotros les ayudamos con eso, tratar de hablar con ellos y ponerles el ejemplo”, explica.

También puedes leer: Boxeo femenil tiene las puertas abiertas


Notas relacionadas

Jun 16, 2018
Lectura 4 min

Comentarios