Alos Cardenales les hubiera gustado regresar a casa con el campeonato de la Liga Nacional y con suficiente tiempo para descansar, ya que la Serie Mundial empieza el próximo miércoles 23. 

Esto no se dio y esta noche tienen una cita con el mejor pítcher del béisbol: Clayton Kershaw y con los Dodgers de Los Ángeles.

La ventaja para San Luis es que juega en su estadio donde no ha perdido un solo partido en esta postemporada, pero todavía más ventaja es que su lanzador sensación, quien fue la primera selección del draft del 2012, Michael Wacha, estará en el montículo. Fue él quien tiró un gran partido en el juego dos de esta serie. 

Habrá que ver cómo maneja la presión, ya que la magnitud de este juego es muy diferente a la que tuvo cuando lanzó anteriormente. 

Los Dodgers esperan contar con Hanley Ramirez y Andre Ethier, estos últimos son de lo mejor que tiene el equipo a la ofensiva. 

Wacha no los enfrentó en el segundo juego ya que estaban lesionados. 

La serie va 3-2 en favor del equipo de Missouri, pero el equipo de Don Mattingly tiene varios factores a su favor para darle la vuelta.

Cleyton Kershaw lanza hoy, con que los Dodgers anoten dos carreras debe ser suficiente para que el mejor pítcher de las Grandes Ligas tire mínimo siete u ocho entradas.

La ofensiva de los Cardenales hace mucho tiempo no se veía tan débil como lo ha demostrado en los primeros juegos de esta serie, solamente están bateando .178 con dos cuadrangulares.

De ganar hoy, el séptimo y definitivo juego será mañana. Por los Dodgers lanzaría Hyun-Jin Ryu, quien tiró siete grandes entradas, donde no permitió carrera en el tercer juego de esta serie. 

En la temporada regular Ryu también le ganó a San Luis, donde permitió una sola carrera. El coreano le tiene tomada la medida a este equipo.

San Luis batea mejor contra pítchers derechos (.280) que contra lanzadores izquierdos (.238), y Kershaw y Ryu son izquierdos, esta es una gran ventaja para los californianos.

Los Dodgers están en buena posición para ganar la serie, una vez que estuvieron abajo 2-0, donde lanzaron Grienki y Kershaw en los primeros dos juegos, se veía pérdida toda esperanza. 

Ahora tienen a su mejor lanzador listo, la ofensiva despertó en el quinto juego y todo indica que muy probablemente mañana sábado veremos el final de esta serie entre estos grandes equipos, hay que ver qué dice San Luis esta noche.

Los Cardenales tienen y cuentan con el factor más importante que es jugar en casa, donde no han perdido en esta postemporada. 

Con el apoyo de su público donde solo tienen que ganar uno de dos partidos, en caso que sea necesario el séptimo, este equipo tiene todo para ganar, festejar con su gente y prepararse para la Serie Mundial.

En caso que haya un séptimo juego, Adam Wainwright, quien es el mejor pítcher abridor de los Cardenales estaría en la loma.

Nos espera un duelo empcionante que podemos definir como: el pitcheo de Dodgers vs. el Bush Stadium.