En un juego marcado por la lesión del defensivo Darrell Taylor, los Pittsburgh Steelers se impusieron 23-20 en tiempo extra a los Seahawks y así obtuvieron su tercera victoria de la campaña.

Ante la ausencia del Russell Wilson, quarterback titular de Seattle, parecía que Pittsburgh haría buenos los pronósticos de una victoria sin problema. Y así parecía, pues se fueron al descanso ganando 14-0.

Sin embargo, los visitantes metieron el acelerador en el tercer cuarto y pusieron las cosas 17-17 al inicio del último cuarto, en el cual, el ataque de los Steelers desapareció y la defensiva fue la que cargó con el peso del juego, resistiendo los embates de Seattle.

Cuando faltaban menos de tres minutos en el reloj de juego, vino la desafortunada jugada en la cual Taylor se estrelló con uno de sus compañeros y se lastimó el cuello.

El jugador fue atendido por varios minutos en el terreno de juego y luego fue inmovilizado. Fue trasladado a un hospital y los Seahawks reportaron, según informó ESPN, que tenía movilidad en las cuatro extremidades.

Lee también: Raiders inician era post-Gruden con triunfo sobre Broncos

Una vez que el juego se reanudó, Chris Boswell anotó el gol del campo de 52 yardas que parecía de la victoria; sin embargo, Seattle, logró empatar el partido, cuando el reloj prácticamente expiraba.

Ya en tiempo extra, apareció la figura de T.J. Watt, quien provocó el fumble al QB Geno Smith, el cual preparó la escena para que Boswell ganara el partido con un gol de campo de 37 yardas.