CeeDee Lamb terminó con 122 yardas totales, Tony Pollard se escapó 58 yardas por tierra para un touchdown y la defensiva de Dallas registró oportunas capturas y robos de balón para guiar a los Cowboys a una victoria el jueves 27-17 sobre New Orleans.

Dallas interceptó al quarterback de los Saints, Taysom Hill, en tres ocasiones en los últimos 6:32 del encuentro, incluyendo la devolución hasta la zona de anotación del tackle defensivo Carlos Watkins para dejar el marcador 27-10 con 2:52 en el reloj.

Los Saints le dieron al versátil Hill su primer inicio de la campaña como quarterback con la esperanza de que ayudara a frenar una cadena de cuatro derrotas. Fue efectivo por momentos, pasando para 264 yardas y dos touchdowns, además de acumular 101 yardas por tierra; sin embargo, lanzó cuatro intercepciones.

Dak Prescott pasó para 238 yardas y un pase de touchdown de 1 yarda a Michael Gallup para que los Cowboys (8-4) se quedaran con el triunfo a pesar de la ausencia del entrenador en jefe Mike McCarthy y cinco asistentes tras arrojar positivo a COVID-19. El coordinador defensivo Dan Quinn estuvo a cargo de manera interina.

Lee también: Washington sufrió de más, pero al final se impone a Seahawks

Marshon Lattimore interceptó un pase de Prescott a mediados del cuarto periodo, pero los Cowboys recuperaron casi de inmediato la posesión cuando Jourdan Lewis golpeó el brazo de Hill cuando lanzaba un pase que fue interceptado por Damontae Kazee.

Fue la primera de tres intercepciones de Dallas en los minutos finales. La siguiente serie de los Saints llegó a su fin con una intercepción de Travon Diggs, quien encabeza a la NFL con nueve. La intercepción de Watkins llegó en la siguiente marcha de los Saints.

Deonte Harris convirtió un pase corto en un touchdown de 70 yardas por Nueva Orleans (5-7), pero los Saints no pudieron recuperar una patada corta y los Cowboys consumieron el resto del tiempo.