Los campos de entrenamientos de primavera de Grandes Ligas ya están en actividad y entre los 30 equipos hay presencia de peloteros mexicanos, tanto en Florida como en Arizona.

Una de las particularidades de este año es que diversos beisbolistas mexicanos que en 2020 sólo buscaban una oportunidad, y que tuvieron debuts adelantados por la pandemia, ahora llegan a la pretemporada con un lugar más seguro, en busca de consolidar su carrera.

Quien encabeza este listado de beisbolistas nacionales que se beneficiaron por la ampliación de rosters en 2020 fue Víctor González. El lanzador nayarita hizo su arribo triunfal a Grandes Ligas, pues no solo se convirtió en uno de los relevistas de confianza para Los Angeles Dodgers, sino que se ganó su lugar hasta los playoffs, siendo el pitcher ganador del juego definitivo de la Serie Mundial.

136

peloteros nacidos en México han participado en Grandes Ligas

El zurdo buscará esta campaña no solo ser uno de los brazos sólidos del bullpen angelino, sino estar listo por si en algún momento le dan la oportunidad de ser abridor. González está acompañado en los Dodgers por Julio Urías, quien está contemplado como uno de los cinco estelares de la rotación abridora, así como el joven Gerardo Carrillo, quien está en el roster de 40, pero el plan para él es que inicie camino desde sucursales.

Otro joven talento tricolor que ha dado de qué hablar desde su debut es Isaac Paredes. El tercera base de los Detroit Tigers está en la lista de los mejores prospectos de Grandes Ligas y, así como lo declaró a Reporte Índigo el año pasado, su plan es afianzarse con el equipo y ser el sucesor del veterano Miguel Cabrera, quien se ha convertido en su consejero.

Usualmente, México se ha caracterizado por enviar lanzadores a Grandes Ligas y pocos bateadores; sin embargo, en años recientes varios jugadores de cuadro y jardineros han trabajado desde las diversas categorías de Ligas Menores para construir su ascenso hasta el “Big Show”.

Es por eso que este año, además de Isaac Paredes, la bandera tricolor está representada por Alejandro Kirk, receptor de los Toronto Blue Jays, Ramón Urías, segunda base de los Baltimore Orioles, Luis Urías, parador en corto de los Milwaukee Brewers, y los jardineros Alex Verdugo, con los Boston Red Sox y Luis González, de los Chicago White Sox.

Brazos fuertes de peloteros mexicanos

Por otra parte, el nutrido grupo de lanzadores, aunque presenta a algunos con varios años de experiencia, también comienza a estar dominado por las caras nuevas que buscan ser el futuro de la representación mexicana en MLB.

Además de Julio Urías, el mazatleco José Urquidy es el único mexicano que está contemplado para ser abridor en esta temporada, en este caso con los Houston Astros.

5

beisbolistas mexicanos cuentan con cinco o más temporadas jugadas

En la larga lista de relevistas se encuentra el experimentado Joakim Soria, quien será parte de los Arizona Diamondback, en su papel de preparador o, incluso, cerrador. Misma situación de Sergio Romo, quien reforzará el bullpen de los Oakland Athletics.

Asimismo, otros elementos intentarán ganar un lugar en el equipo para el “Opening Day”, entre ellos Manuel Rodríguez, con los Chicago Cubs, Víctor Arano, de los Atlanta Braves y que recién se recupera de una lesión, misma situación de Gerardo Reyes, con Los Angeles Angels, Humberto Castellanos, en Arizona, Luis Cessa, con los New York Yankees y Giovani Gallegos, con los Saint Louis Cardinals.

Misión más complicada

En tanto, otros peloteros mexicanos se encuentran en los campamentos primaverales fuera del roster, por lo que necesitan actuaciones extraordinarias para convencer a sus equipos de incluirlos.

En esa situación se encuentra Oliver Pérez, quien busca jugar su temporada 19 en Grandes Ligas, invitado por los Cleveland Indians, al igual que Héctor Velázquez, con Baltimore, Esteban Quiroz, en Tampa Bay Rays o Jesús Cruz con los Cardinals. Al momento, sólo falta que Roberto Osuna encuentre equipo.

También puedes leer: Records en la sombra de las Grandes Ligas