A casi un año de que se presentaron los primeros casos de coronavirus en el mundo, la crisis sanitaria sigue causando estragos en todos los sectores, incluido el deporte, con cierre de estadios y aunque los aficionados han regresado en pequeñas cantidades, todavía no se cuenta con medidas suficientes para garantizar la seguridad de las personas en eventos masivos.

Con la pérdida de capital por concepto de taquillas, cifra que puede oscilar desde los miles hasta los millones de pesos, las plataformas emergentes, para validar los registros médicos y las cuestiones sanitarias de las poblaciones, cobran cada vez más relevancia en la coyuntura deportiva actual.

A través de la tecnología, diversas organizaciones intentan que quienes acudan a algún evento deportivo estén seguros, por ejemplo, el Mónaco de la Ligue 1, ha implementado un pasaporte sanitario, en un proyecto que se espera extender a toda la competición francesa, al igual que en la liga rusa de hockey sobre hielo.

Este “Pasaporte de Salud Seguro COVID-19” fue desarrollado por SICPA, una empresa especializada en tecnología de seguridad, mediante el cual se resguarda la información de las personas, que en este caso serían los resultados de las pruebas PCR, que cada aficionado podrá llevar en su teléfono y a través de un código QR conocer si está en condiciones de ingresar a un estadio sin riesgo de contagio.

“Hemos tenido esta experiencia en Rusia y también hemos tenido una experiencia positiva con el club AS Mónaco en Francia. Ha funcionado perfectamente bien y ellos están interesados en que se vuelva un estándar dentro de la liga francesa”, explicó Cédric Pruche, director de Desarrollo de Negocios de SICPA.

Aunque por el momento, el pasaporte sanitario solamente se ha liberado para ser utilizado por jugadores, árbitros, staff técnico y medios de comunicación, en Francia y Rusia, la plataforma tiene como fin poder regresar a la gente a una “nueva normalidad”, donde los aficionados puedan asistir a los estadios con garantías de seguridad.


En el caso de México estamos listos, tenemos el plan armado para presentar la tecnología y la solución a los clubes y a la liga mexicana de futbol. Para dar una experiencia más certera a la gente que va al estadio y que se están cumpliendo con los protocolos estrictos de sanidad

Cédric Pruche

Sin embargo, parece que aún existe mucha incertidumbre, y es que como un certificado para acceder a los partidos, los aficionados deberán de presentar los resultados de sus pruebas del coronavirus, por lo que una de las grandes incógnitas del proyecto es el periodo de vigencia que tendrán éstas.

“Para las personas que no han tenido el coronavirus, eso va a depender de cada país, de cada autoridad. Hemos visto que el pasaporte se ha entregado por un periodo de cinco días, siete días hemos visto. Cada país va a dar sus reglas en función del conocimiento científico que tienen”, señala.

Lee: Dan luz verde al regreso progresivo de aficionados a los estadios