Después de cinco años de pelear su inocencia por un falso positivo que evitó su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, la esgrimista mexicana Paola Pliego recibió una sentencia definitiva, luego de que la 10ª Sala del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México indicó que la Conade deberá pagar 15 millones de pesos por el daño ocasionado a la deportista.

“Esta lucha ha cambiado mi vida. Después de cinco años estoy agotada, decepcionada y frustrada. Sin embargo, la lucha sigue. Espero que con ello reconozcan la cadena de injusticias que me impidieron asistir a los Juegos Olímpicos de Río y culminaron con no poder representar a mi país actualmente. Mi objetivo final sigue siendo que ningún atleta mexicano se vuelva a ver atrapado en una situación similar”, explicó Paola por medio de un comunicado de prensa.

Pliego agregó que espera que la Conade cumpla al pie de la letra la sentencia definitiva, pues sabe que este caso puede ser una acción donde al final si haya justicia, pero sobre todo es un ejemplo para demostrar que los atletas sí son escuchados por las autoridades de nuestro país.

“A pesar de todo, creo que es una oportunidad irrepetible para que la Conade cumpla la sentencia en sus términos, y que en el difícil momento que vive nuestro país, en el que se ha desconfiado del cumplimiento de la ley y del Poder Judicial, se demuestre que los organismos del gobierno también la cumplen voluntariamente y acatan las sentencias del Poder Judicial”, agregó.

Pliego demandó a la Conade después de que un falso positivo en una prueba de dopaje evitó que fuera a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, pese a ganar la plaza para estar en la competencia. Además, el daño no sólo se quedó con quitarle su lugar de esa competencia, sino que también la atleta tuvo que cambiar de nacionalidad para poder participar de manera internacional, ya que en México, debido a que estaba la demanda inhabilitada, por lo que optó por representar a Uzbekistán.

Otra de las situaciones que se ha informado es que a pesar de que la demanda quedó a su favor y tendrá que ser recompensada por el daño ocasionado, medios nacionales informaron que Paola Pliego hubiera querido que la solución fuera que la dejaran participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, pues aún tiene la “espinita clavada” de lo que sucedió en 2016.

También puedes leer: Conade deberá pagarle 15 mdp a la atleta Paola Pliego por dejarla fuera de Río 2016