Cuatro días después de que la Federación Salvadoreña de Futbol suspendiera de por vida a 14 jugadores de aquel país por participar en un arreglo de partidos, y con esto confirmara que el amaño de resultados es un mal que también afecta a las selecciones de Concacaf, Julio Dely Valdés volvió a manifestar su preocupación porque ante México, pudiera haber “juego sucio”.

El director técnico de la selección de Panamá, rival al que el Tri enfrentará en el Estadio Azteca el próximo 11 de octubre, no duda que puedan ocurrir “cosas extrañas” para favorecer a México.

“Hay una preocupación de parte mía y del cuerpo técnico porque en este tipo de partidos se manejan situaciones, y yo he sido futbolista, y sé que se manejan situaciones y cosas que pueden influir en el resultado”, dijo el técnico de los canaleros.

Esta no es la primera vez que Dely Valdés habla sobre el tema. Días antes se dijo preocupado por el arbitraje, mientras que el presidente de la Federación Panameña, Pedro Chaluja, no dudó en la posibilidad de que pudieran darse sobornos para que el Tri ganara ese compromiso.

“Sentimos que México en su desesperación puede caer en actos no adecuados”, dijo el directivo panameño.