Así como sucedió en la  Universiada Mundial, en   el Campeonato Mundial de Natación y en el Mundial de Taekwondo, el deporte mexicano se volvió a colgar preseas ahora en los Juegos Mundiales.

La delegación azteca que participó en esta competencia llevada a cabo en Cali, Colombia del 25 de julio al 4 de agosto, conquistó siete preseas, que le valieron para ocupar el lugar 16 del cuadro de medallas.

Los mexicanos se colgaron tres oros, una plata y tres de bronces. 

Un total de 59 países participaron en esta novena edición de los Juegos Mundiales,  evento en el que se desarrollan deportes que no pertenecen al programa de los Juegos Olímpicos.

El raquetbol fue el deporte que más metales aportó a la delegación azteca al conquistar tres, mientras que ju-jitsu, esquí náutico, patinaje y boliche, obtuvieron uno.

Los deportistas nacionales superaron por mucho lo realizado en la anterior edición de los Juegos Mundiales, la cual se llevó a cabo en Kaohsiung, Taiwán en 2009. 

En esa justa la delegación mexicana únicamente obtuvo una medalla, la cual fue de oro.