El mexicano Óscar Valdez, campeón mundial Superpluma del CMB, librará otra guerra en el centro del ring el próximo sábado 30 de abril.

Será una batalla de unificación con Shakur Stevenson, mocarca de la OMB, que de entrada luce como favorito a unificar ambas coronas.

Sin embargo, el ‘”Olímpico” destacó en conferencia de prensa, que está listo para todos los escenarios que se le presenten.

“Hemos trabajado muy duro para la pelea y tenemos todas las facultades para ganarle de ambas maneras (nocaut o decisión), explicó Óscar Valdez.

“Estamos preparados para todo, para ir a 12 asaltos, o ganando boxeando. Si se presenta la oportunidad, tratar de acabarlo lo más pronto posible, me preparé para todos los obstáculos”, agregó.

Lee también: ‘Canelo’ subirá con ‘punch’ vegano

Asimismo, detalló que no defraudará a toda su gente que lo ha apoyado, pues es una de las peleas más importantes de su carrera y lo puede catapultar.

“Estoy consciente que es de las peleas más difíciles de mi carrera hasta ahorita, es un peleador complicado, zurdo, alto y que se mueve muy bien por el cuadrilátero.

“Pero como decimos los mexicanos, me voy a morir en la raya para poner, posiblemente, la bandera de México en los más alto posible y traerme esos títulos”, finalizó.

Además de los dos títulos en juego, está el invicto de ambos sobre el ring de la función que se celebrará en el MGM, de Las Vegas.