Por fortuna para todo fan del beisbol, la temporada de las Grandes Ligas se pudo llevar a cabo de una forma peculiar, y es que debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, las reglas cambiaron y además de reducir el calendario a 60 juegos, la invitación a playoffs se extendió a ocho equipos.

Luego del término de la campaña regular, se definieron los 16 calificados, ocho de la Liga Americana y ocho de la Liga Nacional, que encabezarán la lucha por el título que dejaron vacante los Washington Nationals, equipo que sufrió de lesiones y pese a contar con el campeón de bateo, Juan Soto, su destino fue el fondo de su división

En la Nacional Los Angeles Dodgers fueron no solo el mejor equipo del “viejo circuito”, sino de todo MLB con 43 victorias y solo 17 derrotas. Esto significó su octavo banderín del Oeste consecutivo; sin embargo, los del uniforme azul no han podido conquistar la Serie Mundial y la afición no duda en culpar al manager, Dave Roberts, de ser el responsable de los fracasos por sus decisiones en juegos definitorios.

Por el lado de la Americana, los Tampa Bay Rays volvieron a sorprender no solo por su pase a postemporada, sino por su récord de 40-20, sacando siete juegos de ventaja a los New York Yankees siendo inversamente proporcional sus presupuestos económicos.

Refrescan la competencia de las Grandes Ligas

Cuando se informó que serían ocho y no cinco los lugares por liga en Playoffs de las Grandes Ligas se pensó que esto reduciría el nivel, pues equipos con récord ganador se metería, y, en efecto, esto ocurrió, pero solo son dos conjuntos con esta situación: Houston Astros y Milwaukee Brewers.

Por el contrario, equipos como Cincinnati Reds, Miami Marlins, San Diego Padres, Chicago White Sox y Toronto Blue Jays, que en los últimos años habían fracasado y ocupaban el sótano, se beneficiaron por la temporada recortada y obtuvieron su pase con marca ganadora.

60
juegos tuvo la temporada regular, recortada por la pandemia

En tanto, clubes que saben lo que es disputar las series finales repiten, entre ellos los Chicago Cubs, Oakland Athletics, New York Yankees, Cleveland Indians, Atlanta Braves, St. Louis Cardinals y Minnesota Twins.

De los nuevos rostros en postemporada llama la atención que los Marlins habían estado 17 años fuera de la fiesta de otoño, y las únicas dos veces que han clasificado a playoffs han sido campeones.

En tanto, Toronto es encabezado por una generación de peloteros jóvenes como Vladimir Guerrero, Lourdes Gurriel, Bo Bichette, hijos de legendarios beisbolistas de hace dos décadas. Misma situación de San Diego, cuyo líder es Fernando Tatis Jr., que, al igual del club canadiense, ayudará a que se sienta una energía renovada durante octubre.

Sin errores

Con los ocho clasificados las nuevas reglas para las llaves exigen que los equipos no cometan errores. En la primera ronda, de comodines, se enfrentan todos del mejor ubicado al menor, en una serie a ganar dos de tres juegos, siendo locales los cuatro de mejor marca.

Para la siguiente ronda ya se establecerán las “burbujas”. Para la Liga Nacional serán Los Ángeles y San Diego, California, las sedes, mientras que para la Americana serán Arlington y Houston, Texas.

11
peloteros mexicanos podrían formar parte del roster de sus equipos

Las series divisionales volverán a ser al mejor de cinco, las de campeonato a ganar cuatro de siete, misma situación de la Serie Mundial, a disputarse del 20 al 28 de octubre en Arlington, casa de los Texas Rangers.

También puedes leer: Ha vuelto la ilusión de las grandes ligas