México encarará sus siguientes dos partidos de la eliminatoria mundialista sin su entrenador, el argentino Gerardo Martino, quien este viernes se sometió a una cirugía ocular y no pudo hacer el viaje a Centroamérica, informó la dirección deportiva de la Federación Mexicana de Futbol.

Martino sufrió un desprendimiento de retina del ojo derecho desde la semana pasada y así dirigió el primer partido del Tri en la eliminatoria, un triunfo de 2-1 sobre Jamaica el jueves en el estadio Azteca.

“La intervención fue a tiempo, ya que, de acuerdo con el médico tratante, era importante hacer la operación de manera urgente para evitar riesgo de perder la visión fina”, explicó la federación en un comunicado.

Debido a la operación, la cual salió bien, los médicos recomendaron evitar un viaje en avión porque la perdida de presión podría poner en riesgo la visión del estratega, quien dirige la selección mexicana desde el 2019.

México enfrenta a Costa Rica el domingo y después medirá fuerzas ante Panamá dentro del octagonal final de la CONCACAF que otorga tres boletos directos para el Mundial de Qatar del próximo año.

Lee también: ¿Caminando? Las eliminatorias son complicadas: Ochoa

El tiempo de recuperación para el “Tata” Martino es de 21 días por lo que no estaría presente sino hasta las siguientes fechas de la eliminatoria, previstas para octubre, cuando los mexicanos reciban a Canadá y Honduras, antes de viajar a El Salvador.

El auxiliar de Martino, Jorge Theiler, será quien dirija los dos siguientes encuentros de México.

Theiler dirigió antes al equipo mexicano en la pasada Copa de Oro cuando Martino tuvo que cumplir sanciones disciplinarias.