Novak Djokovic sufrió una torcedura de abdomen durante una jugada en la tercera ronda del torneo y dio a entender que podría retirarse. No obstante, el serbio llegó a la final del Abierto de Australia con cinco sets perdidos en el certamen, y le ganó a Daniil Medvedev, quien llevaba 20 victorias consecutivas.

“Nole” dominó de nuevo en el Melbourne Park, en donde su dominio es absoluto, al tener nueve triunfos en la misma cantidad de finales. Además, sigue acercándose a Roger Federer y Rafael Nadal en la tabla de posiciones en cuanto a Grand Slams ganados, con un total de 18, dos menos del récord masculino que comparten estos dos rivales.

Djokovic empleó el servicio, su habitual persistencia en el peloteo y su desempeño en la línea de fondo para ganar 11 de 13 juegos en un tramo y derrotar 7-5, 6-2, 6-2 a Medvedev, llevándose su tercer trofeo seguido en Australia.

Cuando el encuentro terminó, menos de dos horas después, Djokovic cayó de espaldas sobre la cancha. Luego de despedirse de Medvedev, se dirigió a una de las laterales, se quitó la camiseta blanca y se despegó del abdomen piezas de cinta adhesiva deportiva color beige.

“Ha sido como una montaña rusa para mí, especialmente en las últimas dos semanas”, señaló Djokovic, cargando el trofeo plateado en su brazo izquierdo.

El serbio de 33 años ofreció un “especial agradecimiento” a su entrenador personal, el fisioterapeuta argentino Ulises Badio, por ayudarle a salir adelante y mejorar a 18-0 su foja en semifinales y finales en las canchas duras de Melbourne.

Djokovic ha ganado seis de los últimos 10 torneos grandes y tiene asegurada la permanencia en el puesto de honor del ranking mundial, al menos hasta el 8 de marzo. Eso le dará 311 semanas en la cima, batiendo otro récord de Federer.

Medvedev, número cuatro del mundo, disputaba su segunda final de un Grand Slam, cayó ante Nadal en la final del Abierto de Estados Unidos de 2019.

Novak Djokovic puso fin a la racha de 20 victorias del ruso de 25 años. Medvedev también había ganado sus últimos 12 partidos contra rivales del Top 10 del ranking de la ATP.

“Definitivamente es uno de los rivales más duros que he enfrentado en mi vida”, afirmó Djokovic. “Es cuestión de tiempo antes que llegue a obtener un trofeo de Grand Slam, eso es seguro”.

También puedes leer: En Abierto de Acapulco apuestan por la ‘Next Gen’