Después de que había una esperanza de que Saúl ‘Canelo’ Álvarez llegara a un acuerdo con DAZN y Golden Boy Promotions para evitar la demanda por al menos 280 millones de dólares, debido al incumplimiento de contrato, el boxeador mexicano ratificó su decisión y seguirá adelante con el proceso jurídico contra las dos empresas.

“Demanda por incumplimiento de contrato, incumplimiento del pacto de buena fe y trato justo, interferencia intencional con el contrato, interferencia intencional en las posibles relaciones económicas, interferencia negligente en las posibles relaciones económicas, ocultación fraudulenta, incumplimiento del deber fiduciario y desagravio declaratorio”, se lee en la demanda que fue impuesta el 8 de septiembre.

LEER: CANELO ÁLVAREZ DEMANDA A GOLDEN BOY Y DAZN; ESPERA 280 MDD

El pleito comenzó debido a que DAZN quiere reducir las ganancias del mexicano por combate, ya que argumentan que debido a la pandemia de COVID-19 no podrán pagar los 33 millones de dólares que prometió por presentación.

Además de que el Canelo argumentó que la empresa de streaming no tiene ningún derecho de aceptar o rechazar cualquier rival del púgil mexicano y los rivales se negociarán entre Saúl Álvarez y Golden Boy Promotions.