32
puntos encestó LeBron en el juego seis

La noche del martes LeBron James y compañía dejaron en claro que no están dispuestos a soltar la corona que conquistaron el año pasado.

Luego de un emocionante y heróico regreso en el juego seis de la Serie Final de la NBA, el Calor de Miami aumentó su confianza como equipo y hoy llegará al juego descisivo con una mayor confianza y ánimo renovado.

Ya no hay mañana ni para las Espuelas ni para el equipo de Miami, esta noche todo llega a su fin y se concerá si el vigente campeón del básquetbol estadounidense retiene su corona o la entrega al equipo texano.

Las críticas que LeBron James tuvo que soportar a lo largo de la serie parecieron silenciarse luego de su actuación del martes, donde se convirtió en una pieza clave para llevar el partido a tiempos extras y detener lo que parecía el triunfo definitivo de las Espuelas.

Comandados por “El Rey”, los de Miami buscan ser el segundo equipo en los últimos cinco años que retiene su título de campeón, luego del bicampeonato de los Lakers en 2009 y 2010.

San Antonio se topó con un rival que fue mejorando partido a partido y que hoy bien le puede impedir conquistar su quinto campeonato de la NBA.

La balanza luce muy equilibrada, si acaso los de Gregg Popovich tienen una ligera ventaja ante los locales en las casas de apuesta, pero es mínima.

La AmericanAirlines Arena, de Florida, será testigo si la NBA tiene un nuevo bicampeón, o si San Antonio vuelve a celebrar después de seis años.