"Empieza a sentirse el Super Bowl. ¡Vamos, Pats!”

Tom Brady

Mariscal de campo de Patriotas

Primero arribaron los Halcones a la sede del Super Bowl y ayer lo hicieron los Patriotas. La ciudad de Houston ya tiene a los contendientes del Súper Tazón LI, que el próximo domingo saltarán al emparrillado del NRG Stadium para levantar el trofeo Vince Lombardi que premiará al mejor equipo de la NFL.

Horas antes de su arribo a la ciudad texana, miles de aficionados despidieron a los “Pats” con un multitudinario evento, en el que desearon la mejor de las vibras a sus jugadores, los cuales buscarán adjudicarse el Super Bowl por quinta ocasión en su historia.

“Ya empieza a sentirse el Super Bowl. ¡Vamos, “Pats”!”, arengó Tom Brady a la multitud.

Mientras, aficionados y medios de comunicación también llegan a Houston, sobre todo de Atlanta, ciudad que vive un dulce momento con los Falcons.

La prensa especializada indica que la metrópoli de Georgia vive un momento tan trascendental desde los Juegos Olímpicos de 1996.

El más ‘odiado’

De acuerdo con una encuesta entre los fans de Estados Unidos, Nueva Inglaterra ocupa el primer lugar de las preferencias como el equipo más repudiado.

El 21% de los consultados indicó que odian a los Patriotas, superando el 21% que registraron los Vaqueros de Dallas, otro de los que menos generan simpatía, al menos desde el escándalo del “Deflagate”, ocurrido en el año 2015.

Según Public Policy Polling, el 53% de los fanáticos votantes desea que los Halcones ganen la próxima edición de Super Bowl, mientras que al 42 % les provoca un sentimiento negativo el nombre de los “Pats”.