“Seguimos agregando más compañías cada hora. Todavía estamos llamando activamente a las compañías, y las compañías se están firmando a través del enlace en ese sitio. Así que sí, creo que definitivamente ha tenido un impacto”

Ryan Charles

Director de ventas de HireAHelper.com

El traslado de franquicia de los Cargadores de San Diego hacia Los Ángeles ya suma voces de inconformidad.

Las compañías de mudanzas de la ciudad fronteriza han iniciado un de boicot hacia los dirigentes del equipo para evitar el movimiento de los bienes materiales de los Chargers.

La petición ha recolectado firmas en el sitio Wewontmoveyouchargers.com, en donde hasta el momento 27 empresas se han sumado a la iniciativa, a manera de protesta hacia el cambio de sede del equipo.

“Seguimos agregando más compañías cada hora. Todavía estamos llamando activamente a las compañías, y las compañías se están firmando a través del enlace en ese sitio. Así que sí, creo que definitivamente ha tenido un impacto”, declaró al US Today Ryan Charles, director de ventas y marketing de HireAHelper.com, empresa especializada en mudanzas.

El pasado 12 de enero los Cargadores anunciaron el cambio de ciudad, luego de 56 años de jugar en San Diego, y ahora regresarán a su lugar donde originalmente se fundaron.

De acuerdo con Charles, no sólo empresas de mudanza en San Diego se han sumado a la petición, sino también de Los Ángeles.

Hasta el momento no ha habido una postura de los dueños de Los Cargadores.

Como Cleveland

En la década de los 90, la ciudad de Cleveland vivió algo similar con la franquicia de los Browns, cuando en 1996 el dueño Art Modell pretendió llevárselos con todo y nombre a Baltimore.

La afición de los Cafés y las autoridades de Cleveland se opusieron al cambio, llevando el caso a los tribunales y ganan la disputa legal de mantener tanto la identidad como los derechos de imagen.

En consecuencia, la NFL ofreció a la ciudad la reactivación del equipo en 1999 y una franquicia de expansión a Modell, naciendo consigo los Cuervos de Baltimore.