Tres semanas después de someterse a una apendicectomía, el quarterback Joe Burrow participó hoy sin restricciones en el campo de entrenamiento de los Cincinnati Bengals con la mira puesta al primer partido de temporada regular.

Joe Burrow estuvo uniformado y lanzó de manera eficiente durante los ejercicios de siete contra siete por segundo día. Fue operado el 26 de julio, un día después de su primera práctica.

“Los siete contra siete sirven más para entrar nuevamente en el ritmo, el timing de los pases, la precisión, tener enfrente a la defensiva e intentar leer lo que pretenden hacer”, dijo el entrenador en jefe Zac Taylor antes de la práctica del lunes.

“Tuve la oportunidad de verlo lanzar el balón más lejos de lo que lo hizo (el domingo)”, indicó Taylor.

“Se vio bien ahí, jugó a tiempo, fue agresivo al momento de tomar decisiones. Creo que se movió bien, pero seguiremos tomando las cosas día a día”, agregó.

Taylor recalcó que está satisfecho con el cronograma de prácticas para su quarterback estelar, quien no ha tenido sesiones con la prensa desde su operación.

“Tenemos un buen plan”, señaló Taylor. “Lo hemos reducido a cómo quedará esta semana, sentimos que tenemos un buen calendario para el resto del campo de entrenamiento y lo que podemos hacer a la ofensiva para asegurarnos de que vea todo lo que necesita ver.

Lee también: Rams: Sean McVay confirma su extensión de contrato con el equipo

“En cuanto a Joe Burrow, (sólo necesita estar listo para) Pittsburgh. Estar preparado para la primera semana de la campaña”.

El wide receiver Tee Higgins también volvió a los entrenamientos después de rehabilitarse de una operación en el hombro a la que se sometió después de la derrota del equipo en el Super Bowl ante Los Ángeles Rams en febrero pasado.