Naomi Osaka se retiró de Wimbledon, citando un problema persistente en el tendón de Aquiles izquierdo.

Esta decisión marca el segundo año consecutivo en que decide no participar en el Grand Slam sobre césped.

“Mi tendón de Aquiles todavía no está bien, así que nos vemos la próxima vez”, explicó la exnúmero uno del ranking de la WTA.

Naomi Osaka no ha jugado un partido oficial desde que perdió en la primera ronda de Roland Garros ante Amanda Anisimova (7-5, 6-4), el 24 de mayo.

Después de esa derrota, Osaka dijo que se inclinaba por perderse Wimbledon porque las giras profesionales de tenis no otorgan puntos de clasificación.

Esa fue una respuesta a la decisión del All England Club de excluir a todos los jugadores de Rusia y Bielorrusia por la guerra en Ucrania.

“No estoy segura de por qué, pero siento que si juego Wimbledon sin puntos, es más como una exhibición. Sé que esto no es cierto, ¿verdad? Pero mi cerebro se siente así.

Lee también: Rafael Nadal confirma su intención de jugar en Wimbledon

“Cada vez que pienso que algo es como una exhibición, simplemente no puedo hacerlo al 100 por ciento”, dijo Osaka entonces.

“Ni siquiera tomé mi decisión todavía, pero me inclino más por no jugar, dadas las circunstancias actuales”, agregó.

Asimismo, Eugenie Bouchard, subcampeona del All England Club en 2014, anunció que no jugaría en Wimbledon porque no hay puntos de clasificación disponibles.