Mundial de futbol, un sueño entre la guerra para Ucrania

El 24 de febrero Rusia invadió Ucrania, nación cuya selección de futbol hoy va por el primer paso rumbo al Mundial de 2022, cuando enfrente a Escocia en el Repechaje europeo; la misión es clara: dar una alegría en medio del dolor

El 24 de febrero Rusia invadió Ucrania, nación cuya selección de futbol hoy va por el primer paso rumbo al Mundial de 2022

El 24 de febrero Rusia invadió Ucrania, nación cuya selección de futbol hoy va por el primer paso rumbo al Mundial de 2022

Comparte esta nota

“El futbol es la cosa más importante entre las cosas menos importantes”. Esa frase que muchos atribuyen a Arrigo Sacchi o Jorge Valdano hoy toma una relevancia absoluta, pues ese deporte al que muchos hacen menos, ahora mismo representa la esperanza de Ucrania, de una sociedad que está en ruinas y que necesita que el balón ruede a su favor para aliviar un poco el dolor.

“Cuando iba a las trincheras para visitar a los militares, todos me pedían lo mismo: ‘Mira, les pedimos solo una cosa, que la selección se clasifique para el Mundial. También tenemos que demostrar que estamos vivos’”
Oleksandr PetrakovDT de Ucrania

Esa frase es la que más recuerda Oleksandr Petrakov, seleccionador ucraniano que vivió en carne propia el conflicto bélico que inició el 24 de febrero, tras declararse la invasión de Rusia, misma que cambió el panorama mundial y que tomó a todos por sorpresa.

Petrakov, relata a El País, estaba concentrado para encarar el 24 de marzo el partido contra Escocia, como parte del Repechaje a Qatar 2022. Estando en Turquía, preparando la estrategia, algunos le dijeron que no se preocupara ante los rumores de que habría un ataque armado el 23 de febrero.

El estratega de Ucrania recuerda que tuvo bien presente esa fecha y, al despertar ese día, se dio cuenta que todo estaba bien, pero todo cambió al siguiente: “Sobre las 4:00 de la mañana me llamó mi hijo: ‘Papá, ha empezado’”, comentó el técnico al diario español.

Ante el ataque, la reacción del máximo organismo en el futbol, la FIFA, no se hizo esperar, y su primera medida fue que Rusia jugaría su Repechaje ante Polonia en un campo neutral, sin himno y sin bandera. Sin embargo, los polacos presionaron y aseguraron que ellos no jugarían.

Otras federaciones de futbol europeas se unieron a los reclamos de dejar jugar a los rusos y fue entonces que se determinó expulsar a Rusia de toda competencia continental, incluso se les vetaba del Mundial de Qatar 2022, quedando excluidos inmediatamente de la Repesca.

Por tal motivo, la FIFA también tomó la medida de aplazar el partido de Ucrania frente a Escocia, con la esperanza de que el control reinara, pero a poco más de tres meses la guerra no ha parado y la única rendija que tiene todo un país para sonreír es a través del futbol.

La estrategia de resistir el ataque ruso con las tropas también lleva por delante a la Selección Ucraniana de Futbol y todos los que forman parte del equipo lo saben. Ahora no se trata de solo ganar, sino de brindar una esperanza de vida a su gente. En los entrenamientos que realizan en Eslovenia, Petrakov es claro: “¡Vamos, que en Ucrania está muriendo gente!”.

Imposible tener la mente solo en el campo

Los futbolistas que representarán esta tarde a Ucrania no es que solo luchen por los demás, sino que entienden ese sentimiento de desesperación, porque algunos también estuvieron en ese frente de batalla para poder brindar una luz de libertad a sus familias, así como algunos boxeadores y demás atletas que demostraron tener las agallas de defender su patria.

Tal es el caso de Oleksandr Karavaev, mediocampista del Dinamo de Kiev y que ahora mismo está concentrado con la selección. El jugador de 29 años se refugió con su esposa e hijos en las instalaciones del club; luego, sus seres queridos salieron del país, pero él se tuvo que quedar hasta que llegó el momento de la convocatoria con su selección.

“Tenemos que ganar en todos los frentes: en la guerra, en el frente cultural, en el deportivo. Creo que podemos ayudar más a nuestro país con cosas como ésta, saliendo de Ucrania, jugando partidos benéficos, mostrando a todo el mundo lo que sucede en nuestro país.

“Me sorprende qué espíritu hay que tener para estar allí en el frente de batalla, defendiendo el país. Los soldados nos mandan mensajes de apoyo y les alegramos el día. Siempre están apoyándonos, están con nosotros. Cuando somos nosotros los que tenemos que apoyar”, comentó Karavaev, sobre la misión que tienen hoy de salir adelante en el primer reto que es Escocia.

De ganar, apenas estará hecha la mitad de la tarea. La primera sonrisa en mucho tiempo para Ucrania se dibujará en su rostro pero, para que esté completa, deberán medirse en otro juego contra Gales, el cual será definitivo para ir a Qatar 2022 y, como dicen los soldados que luchan por el país, demostrar que “están vivos”.

El deporte ruso, ‘cancelado’ por invasión a Ucrania

No solo en el futbol se determinó de excluir a los atletas rusos y bielorrusos de las competencias, sino en la mayoría de los deportes. Por ejemplo, en México, el juego de Copa Davis que se iba a llevar a cabo contra Bielorrusia, se tuvo que cancelar.

En tenis hay más ejemplos: el torneo de Wimbledon hizo oficial el veto a los deportistas de esta nacionalidad, lo cual perjudicará al ahora número 2 del mundo en el ranking ATP, Daniil Medvedev, y aunque algunos no están de acuerdo en que se castigue a los deportistas por acciones políticas, las medidas tomadas ya quedarán así.

El boxeo también es otro ejemplo similar, varios organismos optaron por no respaldar peleas con boxeadores rusos. Incluso, en la reciente pelea del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez contra Dmitry Bivol, ni el himno ni la bandera del boxeador europeo se entonó ni se mostró.

También puedes leer: UEFA amplía castigos para equipos de Rusia

Salir de la versión móvil